Por Cristofer García
31 enero, 2022

“En 2018, acompañé a mi propia hija al altar, y solo pensar en que alguien no tuviera a ese padre en su boda o en su vida, me rompió el corazón”, dijo Dan Blevins, quien ha creado una comunidad de más de 30.000 personas en 60 países para asistir como padres suplentes a estas bodas. Son voluntarios que no cobran por el servicio.

Si bien en la sociedad moderna se ha normalizado la unión entre personas de mismo sexo, que ya es legal en decenas de países, todavía hay problemas y tabúes que suelen enfrentar estas parejas. Y es que, aunque se trate de una honesta muestra de amor, no todas las personas toleran que esto ocurra.

Muchas personas de la comunidad LGTBIQ deben lidiar con que su familia no acepte su decisión y no estén junto a ellos en los momentos importantes. Es por eso que el activista Dan Blevins decidió emprender con una iniciativa que ayude a las personas en esta situación.

A través de su cuenta en la red social TikTok, Blevins ha ofrecido su apoyo para aquellas personas que no cuenten con sus familiares cercanos para su boda homosexual. Para ello, buscó ayuda en miles de padres suplentes para que estén presentes en el matrimonio de las parejas que así lo deseen.

Dan Blevins

“Si son una pareja del mismo sexo que se va a casar y no tienen el apoyo de sus padres biológicos, háganmelo saber”, escribió Blevins en una publicación en TikTok.

Este peluquero de Tennessee, Estados Unidos, creó una comunidad de más de 33.000 personas en redes sociales que prestan apoyo a las parejas que no recibieron el espaldarazo de sus padres verdaderos para casarse.

Unsplash (foto referencial)

“En 2018, acompañé a mi propia hija al altar, y solo pensar en que alguien no tuviera a ese padre en su boda o en su vida, me rompió el corazón”, dijo Blevins en conversación con Today.

“Si no puedo asistir a tu boda, tengo amigos que lo harán. Tenemos una gran red y sigue creciendo de mamás y papás que quieren ser parte de su gran día“, añadió Blevins, cuyo primer video se volvió viral en redes sociales y desde entonces su campaña ha ido en crecida.

Dan Blevins

De hecho, están presentes en más de 60 países para prestar su servicio solidario. Lo que quieren es que nadie se sienta solo y abandonado en un día que debería estar lleno de alegría como lo es una boda.

Una de las personas beneficiadas fue Tracy Dieleman, quien contó con la presencia de Amy Brinsfield el día de su matrimonio, porque nadie de su familia asistió además de su hermana.

Unsplash (foto referencial)

“Realmente no tengo familia excepto mi hermana. Amy fue básicamente la única que dijo, si no te importa, puedo ir”, confesó Dieleman.

Puede interesarte