Por Macarena Faunes
8 noviembre, 2019

La frase «Te amo papá», acompañada de un retrato de ambos junto a corazones, nubes y un radiante sol, es la obra de arte que plasmó para siempre en un costado de su torso.

Compartir tiempo de calidad con nuestros seres queridos debería ser lo más importante en nuestras vidas. Anteponemos el trabajo por sobre la familia, con el fin de ser los mejores empleados para una empresa. No nos damos cuenta que cuando la compañía ya no necesite de nosotros, nos desecharán sin pensarlos dos veces. Generemos recuerdos con quienes amamos, ellos nunca nos van a dar la espalda.

Un padre se tatuó el último dibujo que hizo su hija antes de fallecer. Un homenaje hacia su retoña que llevara plasmado para siempre en su piel. Será parte de él por toda la eternidad. Los une una conexión mucho más fuerte que la muerte. Siempre vivirá en su memoria y en la memoria.

Facebook Guías De Dios

«Te amo papá», dice la obra de arte que realizó la pequeña con lápices de colores. Lo retrató felices sobre el césped de algún prado. Siete corazones rojos vuelan a su alrededor, un par de nubes y un radiante sol muestran la inocencia de la niña.

Pixabay.

El paisaje se sitúa en el costado izquierdo de su torso. Con mucho orgullo, posa el resultado obtenido con el retrato impreso de su hijita. Quedó exactamente igual. Incluso, tiene las mismas tonalidades que el original.

Pixabay.

«Se tatuó el dibujo de su hija ya que fue el último que le hizo antes de fallecer», fue la frase con la que la conmovedora imagen se ha vuelto viral en Facebook. La publicación cuenta con diversos comentarios que nos han sacado más de una lágrima. «Que noble gesto», «el mejor homenaje del mundo», «su hija siempre estará con él», fueron algunos.

Pixabay.

Lo que más rescato de esta acción, es que el sujeto soportó durante horas el dolor para tener el dibujo de su hija en la piel. No le importó el sufrimiento producido por las agujas, el amor por su niña es más fuerte.

Pixabay.

Pasar tiempo con nuestros seres queridos es la gran lección que aprendí de este papá. Quizás por su carga laboral no pudo aprovechar al máximo a la chiquitita, pero siempre será parte de él y la luz de sus ojos. Dediquemos tiempo de calidad a nuestra familia. Esa es la mejor inversión que podemos hacer en la vida.

Puede interesarte