Por Felipe Costa
31 marzo, 2021

Pam y Gary ya habían criado a 5 hijos y pensaban retirarse para vivir sus propias vidas, sin embargo, al ver la noticia del accidente pensaron en lo mismo: adoptarlos. Ganarse la confianza de 7 niños cuyos padres eran drogadictos no fue sencillo, pero el amor superó todo obstáculo.

Lo increíble de la adopción, es que no solo le cambia la vida a ese alguien que consigue un nuevo hogar, sino también a los padres adoptivos que comienzan a asumir un rol muy importante en la vida de otro. Y si criar a un niño o niña ya es un asunto de alta responsabilidad, qué pensarías si te dijeran que una pareja decidió ser la nueva familia de 7 hermanos que recién sufrían el trauma de haber perdido a sus padre biológicos en un accidente.

Pam Willis

Pam Willis se encontraba un día navegando en Facebook, cuando de pronto se topó con una noticia de un trágico accidente automovilístico en que una pareja falleció dejando a 7 niños huérfanos. Consternada por la información, la mujer le compartió el artículo a su esposo y le expuso su idea de adoptarlos. Pensó que su marido la trataría de loca, pero para su sorpresa dijo estar queriendo lo mismo.

Pam y Gary llevan una larga vida de casados y ya habían criado a 5 hijos, pero jamás se les pasó por la cabeza querer adoptar, es más, ya tenían pensado retirarse de la crianza.

Pam Willis

Esa misma noche, llamaron al hogar que mantenía a los niños de entre 1 a 12 años, pero les dijeron que ya habían miles de llamadas preguntando por ellos. Creyeron que ya su oportunidad se había acabado, pero dos meses después, el orfanato les preguntó si estaban dispuestos a darles un hogar a los 7 juntos.

Pam y Gary aceptaron, pero antes de que los niños fuesen llevados a casa, les comentaron la difícil vida que han tenido, sobre todo los más grandes. Sus padres biológicos eran drogadictos que no les prestaban mucha atención, tenían problemas de dinero al punto que quedaban siempre sin techo, por lo que los hermanos debían buscar refugios para personas en situación de calle. La comida siempre fue escasa.

Pam Willis

De esta manera, Adelino, de 15, Ruby, de 13, Aleecia,  de 9, Anthony, de 8, Aubriella, de 7, Leo, de 5 y Xander, de 4 actualmente, llegaron al cálido hogar de Pam y Gary, donde la convivencia se puso a prueba.

Pam Willis

Pam cuenta en su Instagram, que el comienzo no fue sencillo. Si bien los más pequeños estaban alegres de tener su propia cama y comida todos los días, Adelino y Ruby no se sentían tan cómodos y les era muy difícil tomar confianza, pero con el tiempo, la pareja les demostró que tener una segunda oportunidad en la vida era posible y les aseguraron que harían todo para que no volviesen a atravesar por lo mismo.

Los más pequeños sufrían de constantes pesadillas y expresaban más su trauma, mientras que los demás lo escondían. Solo después de 6 meses se logró generar un vínculo real. Hoy, a tres años del primer día que se conocieron, se transformaron en una numerosa y cariñosa familia.

Pam Willis

En agosto pasado y en medio de la pandemia, Pam y Gary finalmente realizaron la ceremonia oficial de adopción, donde invitaron a sus 5 hijos biológicos, porque son todos parte de una misma familia.

Pam Willis

“Nos han dado una segunda oportunidad de ser padres, les hemos dado una segunda mamá y un papá. Ellos son nuestra segunda oportunidad siendo 7 hermanos que necesitan un hogar para siempre”.

–Pam Willis en Instagram

Actualmente la familia comparte parte de su vida en las redes sociales, donde aprovechan de contar sus vacaciones, logros, salidas de fin de semana e incluso hacer uno que otro video humorístico. Le demuestran al mundo que el amor no tiene un número límite y que siempre será real mientras los sentimientos no escondan nada.

Puede interesarte