Por Diego Aspillaga
12 agosto, 2020

Randi y John se acercaron a un hombre que sólo quería ser escuchado y saludar a la gente y terminaron reuniéndolo con su familia luego de décadas separados. Pedro estará agradecido para siempre.

Randi Emmans-Bailyn y su novio John Suazo viven para ayudar a los menos afortunados. Dueños de un par de proyectos para ayudar a los vulnerables, estos enamorados hacen lo que sea necesario para cambiar la vida de cualquier persona que necesite una mano para ponerse de pie nuevamente.

Uno de estos proyectos es el llamado “Proyecto Mochilas”, donde se reparten mochilas equipadas con comida, agua y calcetines, entre otras cosas. fue gracias a esta iniciativa por la que conocieron a Pedro, un hombre que vivía en la calle hace varias décadas y sólo quería ser escuchado.

Pero Randi y John hicieron mucho más que eso, y además de oír sus problemas y darle un poco de su tiempo, hicieron todas las gestiones para reunir a este hombre con la familia que había perdido hace más de 20 años.

randiemmansbailyn

Mientras Randi caminaba, escuchó a un extraño decir: “¿Por qué la gente simplemente se para y me mira o se ríe? Soy un hombre extremadamente educado. Sólo Salúdenme”.  Ella se emocionó y conoció a Pedro, publicó Bored Panda.

“Estaba tan conmovida por lo que estaba diciendo y absolutamente me rompió el corazón. Dirigí un programa para personas sin hogar durante las vacaciones y sabía que quería ayudar a Pedro de alguna manera. Subí a mi novio, John, y le dije lo conmovida que estaba por lo que decía Pedro”.

Le preguntaron qué quería realmente y admitió que solo quería volver a ver a su familia. No los había visto ni hablado con ellos en 20 años.

randiemmansbailyn

“Junto a Jhon le dimos una de las mochilas de mi organización benéfica, Project Backpacks y mientras se la entregamos nos pusimos a hablar. Nos contó su historia y lo cansado que estaba. Cómo en realidad no había dormido en 8 años porque el suelo era muy duro y cómo nunca se sentía cómodo durmiendo en caso de que alguien se llevara sus únicas pertenencias. Le preguntamos en ese momento qué quería realmente y dijo que sólo quería volver a conectarse con su familia. Le pedimos cualquier detalle que pudiera recordar (no había visto ni hablado con su familia en 20 años) y lo que más ayudó fue que recordara la dirección de su abuela”.

Conscientes de que Pedro necesitaba algo más que ropa limpia y provisiones, esta pareja se puso como objetivo el encontrar a la familia de Pedro y ayudarlos a reunirse, sin importar las dificultades que pudieran enfrentar.

Después de buscar en Internet y llamar a muchos números, recibieron una llamada de su tío Pierre. Su tío lloró lágrimas de alegría y prometió volar a ver a su sobrino y llevarlo a casa.

randiemmansbailyn

“Su tío rompió a llorar y estaba emocionado de volver a conectarse con Pedro. Pierre dijo que volaría de inmediato para ir a ver a su sobrino y llevarlo a casa con él. Llegamos a conectarnos con su tío, primo, su madre y varias tías”, contó Randi.

La pareja comenzó a recaudar dinero para que Pedro pudiera descansar bien. En 72 horas, recaudaron alrededor de $ 6500, que cubrieron los gastos de hotel, comida, ropa, teléfono y otros artículos esenciales de Pedro.

“Terminé publicando sobre esto en las redes sociales y comencé a recaudar dinero para al menos llevar a Pedro un par de noches a un hotel para descansar un poco. En 72 horas habíamos recaudado alrededor de $ 6500. Llevamos a Pedro al hotel durante la semana, le proporcionamos comida, ropa nueva, un teléfono y lo esencial. Pudimos pagar los viajes de su tío y su primo a Los Ángeles, su coche de alquiler a casa y su hotel. También le dimos a la familia el dinero restante para ayudar a Pedro a recuperarse ”.

randiemmansbailyn

También tuvieron una agradable cena familiar y los conocieron. Para la pareja, fue increíble ver lo poco que los 20 años habían cambiado su interacción y ver que todos sus esfuerzos habían dado fruto: Pedro estaba descansado, feliz y en paz al fin luego de volver a ver a su  familia.

randiemmansbailyn

“Por favor, cuando veas a alguien en la calle, no mires hacia otro lado si te saluda. Es lo que dijo hizo la diferencia para él todos los días: las personas que lo reconocieron lo mantuvieron activo y lo hicieron sentir que algún día no estaría tan solo”, pidió Randi a todos los que conocieron esta hermosa historia.

Puede interesarte