Por Constanza Suárez
30 julio, 2020

Robert y Janice Beecham han estado casados durante 46 años. Recientemente ambos se recuperaron de coronavirus y ella de cáncer. Juntos se hicieron más fuertes.

La pandemia de coronavirus ha causado estragos en la vida de miles de personas en todo el mundo. Mientras algunos logran sobrevivir a la enfermedad, otros no. Ya se registran más de 600 mil muertes a nivel global. En medio de este sombrío escenario, hay pocas historias que nos alegren. Pero la batalla de una pareja estadounidense es un rayo de esperanza.

Robert y Janice Beecham han estado casados por 46 años, y este año debieron sortear varios eventos inesperados en conjunto.  Además de ser diagnosticada con cáncer de ovario y de mama, Janice Beecham y su esposo tuvieron que luchar contra el COVID-19, pero salieron airosos.

Janice Beecham

Janice y Robert seguían estrictamente todas las pautas de salud pública sobre COVID-19 debido al cáncer de Janice, pero Robert llamó a su hijo y decidió ir al médico para hacerse una prueba de COVID-19 porque no se había sentido bien por unos días.

Al día siguiente, el 25 de marzo, llamó a su hijo y aceptó ser llevado al hospital. “Él sabía que estar de acuerdo sin pelear significaba que me sentía bastante mal”, dijo Janice a CNN.

Robert ingresó al Hospital Parkland en Dallas solo, y descubrió al día siguiente que era COVID-19 positivo. Fue trasladado a otro piso y comenzó su camino hacia la recuperación, una hazaña que atribuye a su médico, Satyam Nayak.

WFAA

Robert le dijo al médico que tuvo dos derrames cerebrales, uno en 2012 y 2016, y que se perdió un aniversario. Se encontró en la misma situación este año, por lo que Nayak decidió usar eso como motivación para llevarlo a casa.

A Nayak se le ocurrió un plan en el que Robert podría irse a casa y obtener la atención que necesitaba de su esposa. Llegó a casa a tiempo para su aniversario del 15 de abril.

Mientras tanto, Janice acababa de recuperarse de una cirugía en febrero después de descubrir una segunda batalla contra el cáncer de mama y un nuevo diagnóstico de cáncer de ovario. También dio positivo para COVID-19, pero afortunadamente, le dijo a CNN, sus síntomas eran leves.

WFAA

“Una vez que llegué a casa, e hicimos la cuarentena, estaba mejorando progresivamente, pero Janice todavía tenía problemas con su salud”, dijo Robert. 

Debido a su diagnóstico, Janice aún no había comenzado los tratamientos de quimioterapia necesarios para sus diagnósticos de cáncer. Ahora, después de sobrevivir a dos cirugías, dos diagnósticos de coronavirus, quimioterapia y ser declarado libre de cáncer, los Beechams solo tienen una cosa que decir.

WFAA

“Hubiera sido imposible hacerlo con todas las probabilidades en su contra sin Dios, y él ha sido nuestra ayuda durante todos estos años”, dijo Robert.

WFAA

Janice todavía tiene radiación preventiva, pero los dos dijeron que tienen la bendición de estar vivos y la bendición de haber celebrado otro año juntos. “Es una bendición estar aquí porque mucha gente no lo logró”, dijo Janice a CNN.

Puede interesarte