Por Camilo Morales
24 junio, 2022

“Nuestro proceso de adopción estuvo plagado de ansiedades, pero fue súper fluido. Un período importante de maduración de la idea de ser padre”, dijo la pareja.

A lo largo de las décadas la conformación de las familias es un concepto que ha ido cambiando. Siempre la sociedad consideró como algo “tradicional” que las familias estuvieran estructuradas con padre, madre e hijos, pero con el tiempo se ha sabido que también pueden existir otros tipos. 

Uno de estos casos es el de las parejas homosexuales que sueñan con formar una familia y recurren a algunas opciones, como por ejemplo el vientre de alquiler o la adopción homoparental.

Roberta Pereira

Así fue el caso de Rafael y Luciano, una pareja que se conoció en la universidad cuando ambos estudiaban Arquitectura. Luego de unos años de relación se casaron en Sao Paulo, Brasil, y comenzaron a soñar con tener hijos.

Según información de Pais E Filhos, esa era una idea que a ambos les hacía mucho sentido y que querían llevar a cabo fuese como fuese. Así que se inscribieron en los programas para adopción que existen en ese país.

Roberta Pereira

Hasta sus vidas llegaron Allan y Davi, dos hermanos biológicos a quienes adoptaron cuando tenían 12 y 4 años respectivamente. “Fue un proceso de adaptación súper rico para los cuatro. Perdí peso, horas en mi horario, pero gano a diario el brillo de mis ojos, los abrazos apretados y el cariño de ambos“, contó Rafael.

Si un proceso de adopción no es algo fácil para una pareja heterosexual, menos lo es para una pareja homosexual, quienes deben enfrentarse a los filtros, la burocracia y también los prejuicios de la sociedad.

YouTube Razoes Para Acreditar

Sin embargo, Rafael y Luciano se prepararon muy bien e incluso participaron en grupos de apoyo para llevar adelante el proceso de forma exitosa.

Nuestro proceso de adopción estuvo plagado de ansiedades, pero fue súper fluido. Un período importante de maduración de la idea de ser padre, criar hijos, de las especificidades de la adopción“, agregó Rafael.

Razoes Para Acreditar

Tanto psicólogos como trabajadores sociales fueron un pilar fundamental en cada paso del proceso que dieron como familia. “Cambié de trabajo para estar más cerca de ellos. Trabajo con cierta flexibilidad para participar en actividades escolares“, complementó.

Algunos momentos han sido complicados, como por ejemplo los Día de la Madre que deben celebrar, ya que los niños todavía sienten cierto vacío con respecto a su madre biológica. Pero tanto Rafael como Luciano les han servido de apoyo a sus hijos para pasar esas situaciones difíciles.

Ser papás es un trabajo muy ocupado, pero muy gratificante“, cerró Rafael.

Puede interesarte