Por Cristofer García
22 junio, 2021

El pequeño Murilo participó en toda la ceremonia y no se despegó de sus padres. “Fue puro amor de sus padres que nunca dudaron en hacer todo para que él fuera parte de cada momento”, dijo la planificadora de la boda.

Algo importante en las familias es que todos los miembros se sientan incluidos, aún más cuando hay integrantes con características diferentes. Eso lo sabe muy bien estos padres quienes planificaron su boda en función de que su hijo con autismo pudiera participar activamente.

Priscila y Michelle tuvieron una gran idea para su pequeño Murilo estuviera presente en la gran noche. Con ayuda de Suzy Carbornar, especialista en planificar bodas, esta pareja de Brasil vio cumplido su sueño de la mano de su chiquillo.

Bruno Garret

“Los padres de Murilo, Priscila y Michell querían casarse oficialmente en la iglesia y planearon durante mucho tiempo una hermosa ceremonia y una recepción, pero llegó la pandemia, los planes cambiaron y decidieron quedarse con la ceremonia, pero no menos especial, sobre todo porque no podía dejar de ser especial”, contó Suzy en su cuenta en Instagram.

“Como todo niño autista, Mu (abreviación de Murilo) tiene sus peculiaridades y su forma de lidiar con las situaciones, por eso esta Ceremonia de Bodas tuvo que ser diseñada para él, para que se sintiera seguro y participante junto a sus padres. Entonces me preguntarás: ¿cómo fue eso?”, añadió.

Bruno Garret

La idea de la pareja fue el pequeño estuviera con ellos en todo momento e incluso tuvo su propio anillo de bodas, siendo el protagonista de la noche.

“¡Fue puro amor! Amor de sus padres que nunca dudaron en hacer todo para que él fuera parte de cada momento: desde estar presente con los novios en el altar, tener su propio anillo de bodas, hasta firmar los documentos que concluyeron la ceremonia, ¡fue incluido todo el tiempo!”, contó Suzy.

Como toda una celebración del amor en familia y de la nueva etapa que empezaban juntos, incluso el padre Xiao, quien ofició la ceremonia, proclamó al niño como parte de la unión.

Bruno Garret

“Solo vi la sonrisa que soltaba de oreja a oreja cada vez que decía su nombre, algo tan sencillo y simple, ¡pero para él marcó la diferencia en el mundo! Tan emocionante para mí, que veo bodas todo el tiempo, dándome cuenta que el amor está ahí en el detalle, en el simple acto de incluir, en cuidar, en la sonrisa feliz de quienes participaron y se sintieron amados“, dijo Suzy.

Son una familia ejemplar.

Puede interesarte