Por Felipe Costa
18 febrero, 2021

Karen y Denny Vinar tuvieron a su hija aún estando en la secundaria, por lo que decidieron darla en adopción. Luego de aquello su relación terminó, pero 53 años después no podían dejar ir el pasado y no solo se casaron, sino que se vieron obligados en buscar a su hija e intentar remediar lo ocurrido.

La vida siempre da giros inesperados sin importar que tan joven o adulto alguien sea y para Denny y Karen Vinar sus acciones en el pasado parecían seguir pesando al punto de querer remediar, de la manera que fuese posible, la vez que dieron en adopción a su hija, hace 53 años atrás cuando eran una pareja.

CBS

Denny y Karen se conocieron en la secundaria. Vivían a solo dos cuadras de distancia por lo que el chico en ese entonces se ofrecía a acompañar a la joven Karen después de la escuela. Con el tiempo, formaron una relación y antes de graduarse la muchacha quedó embarazada, un inesperado evento en sus vidas.

La madre de Karen llevó a su hija a un hogar de madres solteras donde Denny solo pudo ir un par de veces como visita. El día que nació la bebé, solo sostuvieron a su hija solo por una hora antes de darla en adopción, ese sería su fin como padres y como pareja.

Karen Vinar

Denny iría al ejército y tras volver le propondría matrimonio a Karen, pero la madre de la chica se opuso a dar el consentimiento. Eran los años 60 y aparecía la educación como un futuro seguro para las mujeres de le época. Fue entonces que forzosamente ambos se dejaron de ver.

Nunca dejaron de pensar en el otro, incluso habiendo hecho sus vidas por separado. En 2014 Denny buscó a Karen en internet y dio con su contacto, la mujer respondió y quedaron horas hablando, como si el tiempo no hubiese pasado nunca. Al otro día el hombre viajó a Washington y 36 horas más tarde, se casaron.

Karen Vinar

Pero aún había algo pendiente. El pasado de ambos estuvo marcado por el nacimiento de su hija a quien dieron en adopción y ninguno podía seguir tranquilo sin saber qué había sido de la bebé. Así que comenzaron una búsqueda.

CBS

Sabían que no podían remediar lo que habían hecho, pero entendían que estaban en otra situación en sus vidas. Solo esperaban que hubiese llegado a un buen hogar y que de verla, los pudiese perdonar. Trabajaron con servicios sociales para encontrar a la hija, quien se llamaba Jean, pero al recibir la carta de sus padres biológicos, la rechazó en primera oportunidad.

El esposo de Jean vio la carta y le pidió tener una conversación. Le contó que sabía que sus padres biológicos la buscaban y le aconsejó aprovechar la oportunidad. Tras aceptar, quedó con sus padres de juntarse un fin de semana en su casa, un momento inolvidable.

Jean Voxland

Al llegar ambos, y ver a Jean, las lágrimas aparecieron antes de que se pudiesen dar un abrazo. Era tan evidente que eran padres e hija que la emoción se llevó el momento.

Jean Voxland

“No creo que haya muchos sentimientos que se puedan comparar con no haber visto a tus padres y luego simplemente verlos entrar por la puerta. Es una experiencia muy emotiva y conmovedora. Cuando entró por la puerta y lo miré, pensé, oh, Dios mío, porque nunca me había parecido a nadie antes. Nunca”.

–Jean Voxland a CBS

Jean, Karen y Denny han logrado formar su propia familia. Tienen reuniones cada cierto tiempo, así como intentan celebrar todos aquellos cumpleaños que no hicieron. Con el pasar de los meses han logrado tener generar una confidencialidad única, haciendo de la relación lo más natural posible, sin forzar nada, viviendo el día a día que les queda desde ahora en adelante.

Puede interesarte