Por Felipe Costa
13 abril, 2021

“No estás solo”, le dijo el barbero a Neftalí, un paciente con cáncer que había iniciado su proceso de quimioterapia recientemente y que comenzaba a notar la caída del cabello. El momento sorpresa quedó grabado demostrando un gran acto de humildad.

A veces, sin darnos cuenta, actos que suenan insignificantes pueden tener una gran repercusión en otras personas, ya que todo depende de los ojos con los que se mire. Ayudar a un anciano a cargar sus bolsas en la calle, hacer sonreír a un niño o incluso cortarse el pelo para simpatizar con un paciente que sufre de cáncer como lo hizo un barbero llamado Joel con su cliente, enseñan que el mundo aún está lleno de buenas personas.

neftabarber

Cuando Neftalí Martin asistió a su peluquería, no para trabajar, sino para raparse el cabello, jamás pensó que saldría con lágrimas de emoción. Hace tiempo atrás le habían detectado un cáncer y el proceso de quimioterapia ya le estaba haciendo caer el pelo, por lo que pensó que era momento de cortarse todo.

Entonces, Neftalí le pidió a su colega y gran amigo Joel que lo rapase, pero antes puso la cámara de su celular para grabar el duro comienzo y así dejar testimonio de un proceso que esperaba superar.

neftabarber

Pero un momento lo cambió todo. Joel vio la cara de amargura de su amigo y se dio cuenta de que esta vez no se trataba de un simple cliente, sino de una persona que en verdad le importaba y no quería verlo deprimido, así que tomó la máquina y cuando Neftalí miraba al espejo, se comenzó a rapar su propia cabeza en señal de solidaridad.

“‘No estás solo’ esas fueron las palabras de mi gran amigo y compañero de trabajo, acto seguido, se rapo la cabeza diciéndome que hasta que no me volviera a crecer iba a seguir rapándose conmigo”.

–Neftalí Martin en Instagram

Neftalí publicó el bello momento en sus redes sociales contando que Joel no es solo un barbero compañero de trabajo, sino que en su vida han compartido tanto que lo considera como un hermano.

Más allá de las miles de reproducciones que el clip ya está acumulando, aquel simple acto significa para Neftalí el respaldo emocional que necesita al comenzar la quimioterapia. Su cáncer no lo quitará una afeitada de cabello, pero el simbolismo le deja claro que su batalla la comparten otros y no es una carga que deba llevar solo.

Puede interesarte