Por Diego Aspillaga
3 julio, 2020

Tallullah, de 8 años, practicó por semanas para poder comunicarle a su repartidor local toda su gratitud. El tierno intercambio se volvió viral de inmediato.

Si bien los trabajadores de la salud han sido los más destacados durante la lucha de la humanidad contra el coronavirus, esto no significa que sean los únicos sacrificándose por la sociedad.

Pixabay

Y es que mientras todos estamos escondidos en nuestras casas hasta que pase la enfermedad, existen personas con profesiones esenciales mucho menos reconocidas que los doctores y las enfermeras que cuidan a los enfermeros, pero igual de importantes que ellos.

Los repartidores y trabajadores postales son un buen ejemplo de esto.

De manera silenciosa y casi anónima, estos esforzados profesionales también sacrifican su bienestar para llevar paquetes, cartas y otras entregas a los hogares de las personas que no salen por la pandemia, sin esperar reconocimiento y agradecimiento por su labor.

Good News Movement

Pero si bien no muchas personas le agradecen a sus repartidores y carteros por su servicio, existen quienes notan su sacrifico y se esfuerzan por demostrar su gratitud.

Este es el caso de Tallullah, una niña de 8 años del Reino Unido que se volvió viral luego del esfuerzo que hizo por hacerle saber a su cartero lo mucho que lo aprecia por su trabajo en plena pandemia.

Good News Movement

En un video publicado por Good News Movement en varias plataformas de redes sociales, se puede ver un tierno intercambio de signos entre la pequeña y su repartidor, que es sordo.

Tallulla ya había intentado darle las gracias por su trabajo, pero no lograba comunicarse con él. Es por esto que el hombre cada vez que pasaba por su casa, el enseñaba la forma de saludar y dar las gracias en lenguaje de señas.

Y luego de semanas practicando, la pequeña estuvo lista para comunicarse con él, saludarlo y agradecerle por todo l que ha hecho por el resto de las personas.

Good News Movement

En el video se puede ver como la pequeña se esfuerza por comunicarse en lenguaje de señas mientras que el trabajador sonríe al poder hablar con ella y ver que aprendió el complejo sistema de señas y gestos solo para darle las gracias.

El tierno intercambio se volvió viral de inmediato, con cientos de miles de personas aplaudiendo la labor del repartidor y el tierno gesto de la pequeña, que de seguro le alegraron el día al trabajador esencial.

Si bien los trabajadores del área de salud son verdaderos héroes por luchar contra el coronavirus en la llamada “primera línea”, los otros trabajadores esenciales, como los son los carteros y los repartidores, también deben ser reconocidos por su labor.

 

Puede interesarte