Por Diego Aspillaga
22 mayo, 2020

Chelsea Phaire, de 10 años, llevaba años pidiendo a sus padres que abrieran un caridad a su nombre. La niña, que partió donando todos sus regalos de cumpleaños, ha logrado conseguir donaciones para que miles de huérfanos tengan con qué entretenerse en medio de la pandemia.

Una niña con un gran corazón ha encontrado la manera de animar a otros niños menos afortunados que ella que también están atrapados en casa durante la pandemia provocada por el maldito coronavirus.

Chelsea Phaire, una niña de 10 años de Danbury, Connecticut (EE.UU), ha enviado a más de 1,500 kits de arte a refugios para personas sin hogar y kits de arte de hogares de crianza temporal para darles algo estimulante que hacer cuando se sienten deprimidos.

Candace Phaire

Los kits, que incluyen marcadores, crayones, papel, libros para colorear, lápices de colores y bolígrafos de gel, se envían a escuelas y refugios en todo el país como parte de Chelsea’s Charity, una organización fundada por Chelsea y sus padres.

«Desde que tenía siete años, nos rogaba a mí y a su padre que iniciaran una organización benéfica», dijo a CNN Candace Phaire, la madre de Chelsea.

«Era tan persistente, que cada dos meses preguntaba: ‘¿Ya estamos comenzando la Caridad de Chelsea?’ Cuando cumplió 10 años, nos volvió a preguntar, y decidimos que era hora de hacerlo».

Candace Phaire

La estudiante de sexto grado lanzó Chelsea’s Charity en su cumpleaños en agosto de 2019, cuando pidió a los invitados a la fiesta que donaran artículos de arte en lugar de recibir sus regalos de cumpleaños.

Después de su fiesta de cumpleaños, Chelsea usó las donaciones para enviar sus primeros 40 kits de arte a un refugio para personas sin hogar en Nueva York. Luego, la familia creó una lista de deseos de Amazon llena de suministros de arte. Cada vez que reciben suficientes donaciones, empacan los kits y se los entregan a los niños en persona.

@chelseascharity

En solo los primeros cinco meses, Chelsea y su madre enviaron casi 1,000 kits a niños en refugios para personas sin hogar, hogares de acogida, refugios para mujeres y escuelas afectadas por la violencia armada.

Antes de la pandemia, Chelsea pudo viajar con su madre por todo el país para conocer a los niños en persona e incluso les enseñó algunos de sus consejos de dibujo favoritos.

Ahora, las escuelas están cerradas, y las precauciones de distanciamiento social no permitirán que Chelsea interactúe físicamente tanto con los niños. En cambio, ella y su madre están enviando los kits por correo.

Desde marzo, cuando las escuelas comenzaron a cerrar, la familia ha enviado más de 1,500 kits a escuelas, refugios y hogares de acogida en 12 estados de los Estados Unidos.

@chelseascharity

«Me siento bien por saber cuán felices están cuando obtienen sus kits de arte», dijo Chelsea a CNN. «Definitivamente he crecido como persona debido a esto. Ahora mi sueño es conocer a todos los niños del mundo entero y darles arte. Quién sabe, tal vez si hacemos eso y luego nuestros hijos lo hacen, tendremos paz mundial! »

En tiempos de incertidumbre, miedo e inseguridad, son personas y gestos como estos los que necesitamos para superar la crisis.

Puede interesarte