Por Cristofer García
10 febrero, 2020

Thiago ha decidido ayudar en los gastos de su hogar de la mejor forma que sabe hacerlo. Espera que sus dibujos sean un éxito.

Dicen que los hermanos siempre se apoyan en las buenas y en las malas. Aunque siempre habrán peleas, como normalmente sucede, un vínculo de sangre hace que las diferencias no siempre importen. Con una acción dignada de aplausos, Thiago decidió ayudar a su hermano gemelo, quien fue diagnosticado con la condición de autismo.

El pequeño de 9 años tuvo la idea de comenzar a dibujar retratos para venderlos y ayudar a su hermano en los tratamientos que requiere por una condición adversa de salud y para contribuir con los gastos en su hogar.

R7

“Aprendí de dos amigos y todavía estoy aprendiendo hoy. Quiero ayudar a mi hermano pequeño, que es autista, ayudar a mi madre a construir la casa y ayudar a mi abuela a arreglar sus dientes ”, comentó el pequeño Thiago, según reseñó el medio de Brasil, R7.

A su corta edad, el chiquillo cuentan con un enorme corazón listo para querer ayudar a sus seres queridos de la mejor forma que sabe hacerlo y con un actividad que lo apasiona, dibujando.

Unsplash

Con solo 8 años de edad, Arthur, el hermano de Thiago, sufrió un problema respiratorio y debió pasar 5 meses en la Unidad de Cuidados Intensivos, mientras los médicos determinaban qué le ocurría al pequeño.

“Estuvo hospitalizado durante 5 meses directamente en la Unidad de Cuidados Intensivos tomando muchos medicamentos, incluso medicamentos incorrectos, porque no pudieron descubrir lo que tenía. Después de un mes de hospitalización, se hizo una tomografía computarizada y se descubrió la causa: una vena que nació en el lugar equivocado, una malformación ”, contó la madre de los gemelos, Camila Nascimento, según R7.

Unsplash

Ya al tanto de lo que padecía el joven Arthur, debió someterse a un par de cirugías para solucionar su afectación. Esto le costó más meses hospitalizado. El pequeño no ha llevado una vida fácil y sus padres se han visto con las manos atadas para conseguir toda las soluciones. Por eso, uno de sus pequeños, hace un esfuerzo dibujando retratos para conseguir algo de dinero.

“No es mucho, pero es del corazón”, comentó Thiago.

Los dos pequeños fueron abandonados por su padre cuando aún Camila estaba embarazada. Ahora, la responsable de los dos chiquillos, vive en Belo Horizonte, Brasil, junto con su madre. Sin embargo, ella es la única fuente económica de ingreso del hogar, por lo cual se le ha hecho difícil poder salir adelante.

Unsplash

“Cuido de una anciana, así que a veces doblo mucho trabajo, a veces viajo para tener un poco de dinero extra para pagar el alquiler, pagar las cuotas escolares y, principalmente, la comida de Arthur. Su comida es muy restringida y muy cara ”, dijo.

No obstante, la abuela también trata de hacer su aporte en la familia para poder cubrir los gastos, en una situación compleja en la cual no cuentan con el rol paterno ni su aporte, porque él desapareció . Ella trata colaborar vendiendo bocadillos.

Unsplash

“Quería encontrar al padre de los niños para ayudar, porque para mí y mi hija es muy difícil comprar cosas para los niños”, afirmó la abuela.

Estos son los pequeños gestos que tienen cada uno de los integrantes de la familia para poder sobrevivir. Thiago sabe que no es una tarea fácil, pero no se va a rendir en vender sus dibujos mientras pueda ayudar a su madre.

Puede interesarte