Por Andrés Cortés
26 octubre, 2018

Los videos de su día a día son inspiradores.

Aunque lo neguemos, todos buscamos la perfección. O quizá, algo cercano a este concepto difícil de ilustrar. Tener buena salud, una familia, una situación económica estable son solo alguno de los sueños de casi cualquier mortal, pero a esta joven le arrebataron sus sueños y muchos la miraban como un ser carente y tratada con lástima. Pero ella demostró ser mucho más.

Yang Li perdió ambos brazos cuando solo tenía 3 años, pues se vio involucrada en un accidente con un cable de alta tensión.

El accidente se produjo cuando la entonces pequeña Yang Li jugaba con unos amigos en su casa y fortuitamente tocó uno de los cables de alta tensión. Si bien sobrevivió al accidente, los médicos se vieron obligados a cortarle los brazos.


Weibo

Como era de imaginar, el comienzo fue difícil. Yang Li se sintió destrozada y su familia poco podía hacer más que brindarle apoyo en su nueva lucha. Pero Yang al poco tiempo sacó una fuerza inimaginable y demostró que podía recuperarse, con trabajo duro.

Su fuerza de voluntad rindió frutos pues el año 2007 logro ingresar a la Universidad Agrícola de Anhui. Hoy ya se encuentra graduada y se encuentra trabajando.

Weibo


Weibo

No pasó mucho tiempo para que Yang Li se animara a compartir su historia en internet a través del medio Asia One, emocionando a cada persona que lee por lo que ha pasado y comprende hasta dónde ha llegado, a pesar de sus dificultades físicas.

«La vida de los discapacitados puede ser muy simple y aburrida, pero puedo conocer y hacer muchos amigos a través de internet».

-Yang Li

Aquí puedes ver un video en donde se enseña cómo es el día a día de Yang Li.

Yang Li nos enseña que la perfección es un término relativo. Que sufrir un accidente como el que sufrió ella no es un fin, sino un nuevo comienzo. Será un camino más difícil que el de los demás, pero será la batalla que debes luchar y con fuerza de voluntad, todo es posible.

Esperamos que Yang Li se encuentre muy bien y que compartir su historia haya servido para inspirar a otros.

Puede interesarte