Por Cristofer García
31 marzo, 2021

Así ocurrió en el Hospital Victorino Santaella de Los Teques, en Miranda, Venezuela. “Nos queda pedirle a Dios porque los médicos y enfermeras tengan la fuerza”, dijo la enfermera Jenny Freitas.

La pandemia de coronavirus no ha dado tregua después de un año y hay países que se la ven peor que otros, por la falta de insumos y recursos. Si esta situación ya es crítica, en Venezuela, nación que atraviesa una crisis humanitaria desde hace varios años, es todavía más complicado hacerle frente a una emergencia sanitaria.

Por esa razón, quienes han llevado el golpe más fuerte en este país suramericano es el personal de la salud, quienes a pesar de la escasez de medicamentos y equipos, debido a las precarias condiciones de trabajo que afrontan, han seguido firmes en los hospitales.

Unsplash (foto referencial)

Son ellos los héroes de la pandemia, porque arriesgan sus vidas para salvar las de otros, pero en muchos casos llegan al punto de caer en la desesperanza. Un grupo de trabajadores del Hospital Victorino Santaella de Los Teques, estado Miranda, fueron vistos arrodillados a las afueras de este centro médico, rezando y pidiendo a Dios sanar a sus pacientes.

Unsplash (foto referencial)

En esta situación estaba el personal de enfermería, doctores y otros especialistas, quienes se encomendaron a Dios para que interceda por todos los enfermos que se encuentran recluidos en este hospital.

Unsplash (foto referencial)

Según reseñó El Pitazo, esto ocurrió a las 9:00 pm cuando los trabajadores estaban de salida de su guardia y fueron acompañados por familiares de los pacientes, quienes se unieron a la plegaria.

“Solo nos queda orar y pedirle a Dios porque esta pandemia termine, porque los médicos y enfermeras tengan la fuerza y la claridad para atender cada uno de los casos”, comentó Jenny Freitas, una de las enfermeras a las puertas de este asistencial, en conversación con El Pitazo.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

De acuerdo a este medio de comunicación, en este hospital mueren diariamente entre 10 y 12 personas hospitalizadas y presuntamente contagiados de COVID-19.

Puede interesarte