Por Camilo Morales
4 octubre, 2021

La mujer, que viajaba desde Estambul hasta Chicago junto a su esposo, comenzó a gritar del dolor y la tripulación pensó que era apendicitis. Al llegar a Estados Unidos fueron trasladados a un centro asistencial para ser examinados.

En los vuelos que duran varias horas pueden ocurrir muchas cosas. Pero para la tripulación de Turkish Airlines lo que menos estaba dentro de los planes es que alguien diera a luz justo en el momento en que viajaba en una de sus aeronaves.

Y es que la mujer, cuya identidad no se ha revelado, no tenía estipulado que su bebé naciera hasta dos semanas después de realizar el viaje desde Estambul, Turquía, hasta Chicago, Estados Unidos. Sin embargo, el parto la pilló por sorpresa en uno de los lugares menos esperados: un avión.

Turkish Airlines

Según información de Travel and Leisure, la mujer era originaria de Marruecos y viajaba junto a su esposo. Cuando el avión ya estaba a la altura de 30 mil pies rompió su bolsa, lo que causó que se activaran de inmediato los protocolos de emergencia por parte de la tripulación.

Cuando pudieron atender a la mujer se dieron cuenta que dentro del grupo de pasajeros que viajaba en ese momento estaba un médico, el Dr. Feridun Kubilay, quien es neurocirujano en Turquía pero vive en Estados Unidos.

Turkish Airlines

Kubilay se puso manos a la obra y con la ayuda de la tripulación lograron traer a este mundo al bebé Mehdi, en plena cabina. “Estaba tan feliz de que todo estuviera bien“, dijo el doctor.

La mujer había avisado que tenía nueve meses de embarazo, sin embargo cuando iniciaron sus dolores la tripulación pensó que se trataba de alguna apendicitis. Según el médico, ella “estaba gritando y todo el avión estaba asustado“.

Turkish Airlines

Luego de estar estabilizados, la tripulación se tomó fotos con el bebé que nació en el avión. Además, luego de llegar a Chicago, llamaron a los médicos para que de inmediato, tanto el bebé como la madre, fueran trasladados hasta un centro asistencial para ser examinados, ya que el niño nació antes de tiempo. 

Turkish Airlines

La nacionalidad del recién nacido todavía no está clara, ya que cuando un bebé nace en el aire puede convertirse en ciudadano del país de donde provenga el avión. Con respecto al nombre, la mujer pensó en bautizarla igual que el médico que la ayudó, pero se decidió por Mehdi, que significa “alguien que es correctamente guiado“.

Puede interesarte