Por Camilo Morales
17 junio, 2022

Luis Eduardo Leubert Montoya, quien se retiró de la actividad hace unos años, contó que, a pesar de estar feliz con el premio, tiene pensado vender el coche para usar el dinero en otras cosas.

Hay muchas personas que se levantan día a día sacrificadamente para trabajar, pero que no saben que su destino puede cambiar a la vuelta de la esquina. Y es que por distintos motivos, ya sean por azar o por oportunidades que se presentan, sus realidades son muy susceptibles a cambios radicales.

Uno de estos casos es el de Luis Eduardo Leubert Montoya, un pescador que ganó el sorteo de un coche en el casino Dreams Valdivia, en la ciudad de Valdivia, Chile.

Agencia UNO

Según información de Radio Bío Bío, Luis durante toda su vida estuvo ligado al océano y a la pesca. Cuando tenía 18 años trabajó en la ciudad austral de Punta Arenas y se retiró recién hace 5 años de la actividad.

Navegábamos hasta tres días para llegar donde pescábamos Bacalao, y de ahí pasaban otros 3 o 4 días en puro colocar carnada, en una línea de 4 kilómetros (…) Pasé más tiempo en el agua que en tierra“, contó.

Casino Dreams Valdivia

Pero esa vida sacrificada tuvo una de sus recompensas hace unos días cuando ganó el coche gracias a su buena fortuna. “Fui el último en clasificar. Cuando dijeron mi nombre sentí que el auto ya era mío. Imagínese, nunca he tenido uno en mis 67 años de vida“, dijo el pescador.

Luis nunca había tenido la oportunidad ni la capacidad financiera para poder darse el lujo de tener un automóvil, ya que el dinero que ganaba como pescador solamente le alcanzaba para pagar sus cuentas y poder alimentar a su familia.

Casino Dreams Valdivia

Es por eso que comprarse un carro nunca estuvo dentro de sus posibilidades, pero siempre fue un sueño que tenía presente.

Ahora, gracias a su buena fortuna y al sorteo del casino lo pudo concretar. “Estoy feliz de haber hecho realidad un sueño y estar de vuelta en mi tierra“, dijo Luis orgulloso de su logro.

Casino Dreams Valdivia

A pesar de que se trata de un premio de mucha utilidad, Luis explicó que posiblemente no se quede con el vehículo. “Junto a mi pareja lo pensamos y lo más probable es que vendamos el auto. Quiero hacerle algunos arreglos a la casa y visitar a mi hijo, que es chef en San Pedro de Atacama. Eso también me haría muy feliz“.

Puede interesarte