Por Macarena Faunes
4 julio, 2019

Un año antes de la fecha que tenía previsto su matrimonio, Chloe percató la presencia de un bulto debajo de su axila izquierda. Tenía cáncer de mamas en etapa dos. Desde entonces, la joven luchó por concretar el sueño de casarse con el amor de su vida.

El día más importante para una novia es el de su matrimonio. Pasan días, meses, e incluso años preparando cada detalle para que todo salga perfecto. A pesar del esmero y lo ansiosas que estemos para que este momento ocurra pronto, todos sabemos que «uno propone y Dios dispone», por lo que puede que por motivos de fuerza mayor se tarde un poco en concretar.

PA Real Life.

Chloe Bailey tenía su boda programada para el 18 de mayo de 2018 junto a su prometido Harrison. En noviembre de 2017, la joven vio un pequeño bulto debajo de su axila izquierda.

PA Real Life.

Tras realizarse una biopsia en el Hospital de la Universidad de Norfolk y Norwich, los médicos le detectaron cáncer de mama en etapa dos, noticia que ya intuía según comentó a Daily Mail.

PA Real Life.

«Era la primera semana del año nuevo y, tan pronto como me senté en la sala del consultor, pude ver en la cara del médico que no iba a ser una buena noticia».

-Chloe Bailey a Daily Mail-

PA Real Life.

El 28 de febrero se sometió a una intervención donde le extrajeron la masa cancerosa y seis ganglios linfáticos.

PA Real Life.

«El cáncer se había eliminado, y no pude evitar pensar que la boda de mi sueño bajo el sol todavía podría ser una realidad».

-Chloe Bailey a Daily Mail-

PA Real Life.

Después de algunos exámenes, los doctores le informaron que tendría que necesitaría radioterapia durante todo el mes de mayo para prevenir que células cancerosas no regresaran. Esto era un problema para la joven, ya que ella aún soñaba con llegar al día de su boda.

PA Real Life.

«Le pregunté a los médicos si había alguna forma de hacer que la radioterapia avanzara un mes, para poder volar a tiempo para la boda, pero me dijeron que no sería sensato exponerme a tanto calor que poco después del tratamiento. Estaba absolutamente destrozada, pero sabía que no podía sacrificar mi salud por la boda de mi sueño».

-Chloe Bailey a Daily Mail-

PA Real Life.

Chloe recibió tratamientos diarios de lunes a viernes durante un mes, y cuando se suponía que tendría que estar caminando hacia el altar, lo estaba haciendo por los pasillos del hospital.

PA Real Life.

Después de este proceso, el día tan esperado por Chloe llegó y contrajo matrimonio con el amor de su vida en marzo de 2019 en Sandals Grande St Lucian Luxury Resort, en el Caribe. La pareja estima que gastó cerca de 12 mil dólares en hacer realidad su boda de ensueño.

«Durante mucho tiempo sentí que nuestra boda nunca iba a suceder y de repente estaba bajo el sol del Caribe diciendo sí. En el fondo de mi mente había un inquietante temor de que, después de los seis meses de revisión, algo iba a salir mal, pero afortunadamente no fue así».

-Chloe Bailey a Daily Mail-

La gran preocupación de esta esposa es ser madre a corto plazo, ya que uno de los medicamentos que evita que el cáncer vuelva en dos años, tamoxifeno, podría alterar su llegada de la menopausia, por lo que fertilizaron esperma y seis óvulos.

«Los médicos advirtieron que el tamoxifeno podría ayudarme a superar la menopausia, por lo que fertilizaron seis de mis óvulos con el esperma de Harrison y pusieron los embriones en hielo como un plan de respaldo».

-Chloe Bailey a Daily Mail-

A pesar de la enfermedad que esta joven tuvo que enfrentar, nunca se rindió y luchó por su sueño de llegar al altar con el hombre que ama. Una historia de esfuerzo y superación digna de imitar. Le deseamos a Chloe y Harrison que sean felices por siempre y que el cáncer no regrese nunca más.

Puede interesarte