Por Constanza Suárez
14 enero, 2019

En 2003 Helio da Silva quiso hacer algo por su ciudad y comenzó a plantar árboles en lugar sucio y abandonado. Planea llegar a los 50 mil.

Desde 2003 que Helio da Silva, de 67 años, planta árboles en el parque Tiquatira, Zona Este de São Paulo, en Brasil, un lugar muy necesitado de su ciudad. En ese tiempo solo había 15 árboles y era un área degradada, sucia, llena de escombros y frecuentada por traficantes de drogas.

Estaba en peligro, por lo que el hombre quiso hacer algo por la ciudad que lo vio crecer y tanto lo ayudó. De hecho Helio fue protagonista de un documental llamado The Planter y que se llevó un premio en el festival MegaCities ShortDocs.

The Planter

En todo este tiempo, Helio ha plantado más de 20 mil árboles en el lugar, devolviéndole la vida. Gracias a él, el sitio se convirtió en el primer parque lineal de la ciudad, donde actualmente muchas personas disfrutan caminando a lo largo de sus 3 kilómetros de extensión. Cuenta con mesas, bancos, pistas de skate y hasta equipos de gimnasia.

The Planter

Pero en un principio muchas personas destruyeron las plantaciones, algunos comerciantes locales refunfuñaban porque los árboles podían “espantar a los clientes”, pero Helio no se dio por vencido y siguió con fuerza para lograr su objetivo, incluso iba a plantar en la madrugada. Hasta las autoridades incluso se unieron a su cruzada de cuidar el parque.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

“Los árboles son generosos, ofrecen aire puro, ayudan a preservar los manantiales, dan frutos, atraen pájaros, embellecen con flores y contribuyen a reducir la temperatura en su entorno y retiene el 40% de las lluvias torrenciales, evitando erosiones”, habla emocionado Helio sobre los árboles.

The Planter

A pesar de que a diario Helio recibe elogios por su desinteresada acción, nadie lo ayuda realmente. Actualmente solo dos personas lo hacen. Pero eso no lo detiene, ahora planea llegar a 50 mil plantas de diferentes especies.

Puede interesarte