Por Camilo Morales
15 octubre, 2021

Baruk se integró a las filas de la policía luego de sufrir de abusos por parte de sus antiguos dueños. Gracias a un tratamiento brindado por una ONG pudo recuperar su peso.

Cada día miles de perritos son abandonados en las calles y deben enfrentar la dura realidad de tener que conseguir su propia comida y pelear contra la deshidratación y los climas extremos. Sin embargo, en muchas ocasiones son salvados por personas que dedican su vida a brindarles un hogar. 

Ese fue el caso de Baruk, un perrito pitbull de Ceará, Brasil, quien vivió con dueños que lo maltrataron físicamente y no eran responsables con sus comidas. Luego de un tiempo, lo abandonaron en la calle y lo dejaron a su suerte, según informó Razoes Para Acreditar.

Pixabay

Pero no todo sería tan malo para este can, que tuvo la suerte de encontrarse con una organización animalista que lo rescató de su situación.

Se trata de la Asociación de Defensa de los Animales Necesitados (ADAC), cuyos voluntarios y trabajadores lo acogieron y lo llevaron hasta un refugio. Ahí se dieron cuenta que pesaba 10 kilos, muy poco para un perro de su edad, y que además tenía anemia y estaba deshidratado.

EFE

Luego de hacerle exámenes y de un largo tratamiento, Baruk logró recuperar su peso y volvió a estar saludable. En ese proceso fue fundamental la ayuda de la Policía Militar de Ceará, quienes tenían intenciones de adoptar al perrito.

Fue por eso que los oficiales se encargaron de ayudar en todas las etapas de su tratamiento, en donde ayudaron con los suministros y medicamentos necesarios para su recuperación.

Policía de Ceará

El cabo de la Policía Militar, Genaíza Alencar, explicó que se enaromaron perdidamente del perrito y que por eso decidieron apoyarlo en todo lo necesario. “Nos enamoramos de él tan pronto como supimos su historia. Hoy está en período de adaptación, pero es dócil y se lleva bien con todos“, contó.

Baruk fue dado de alta del refugio y de inmediato se integró a las filas de los perros policiales de Ceará, en donde además de darle cariño y de cubrir sus necesidades básicas, le darán un entrenamiento adecuado.

Policía de Ceará

Los voluntarios de la Asociación de Defensa de los Animales Necesitados agradecieron el gesto de los policías. La fundadora de la organización, Mariângela Bandeira, dijo que están incentivando diariamente para que más personas e instituciones adopten a perros rescatados.

El rescate de Baruk sirve como ejemplo de que es posible tener una nueva vida, con gente nueva. Seguimos haciendo este tipo de trabajos para que se castigue a las personas que maltratan a los animales“, cerró la voluntaria.

Puede interesarte