Por Cristofer García
29 julio, 2020

«Cerré bocas y abrí mentes, realmente llegaron a tenerme un gran respeto». Para Pedro Carreto, oficial en México, la clave fue demostrar sus capacidades.

Aunque aún existan tabúes y discriminación hacia las personas por su orientación sexual, hay quienes dan un paso al frente contra esta injusticia para reclamar sus derechos y el respeto para todos por igual. Por eso, este oficial de policía busca inspirar a otros a no reprimir sus sentimientos ni callarse ante los ataques.

Pedro Carreto, uniformado de la Fuerza Civil en Nuevo León, al noroeste de México, es abiertamente gay y se ha ganado su respeto con trabajo fuerte. Para él, a pesar de los tabúes, su preferencia sexual no es un límite.

Policía Federal de México

Como funcionario de la Policía de Guadalupe ha decidido darle fin a los pensamientos machistas y conservadores que suelen reinar en los ambientes de trabajo donde se desenvuelve.

“Ellos decían que yo era muy diferente y que podían hacer conmigo lo que quisieran y, al contrario, les demostré mucho la diferencia de lo que realmente era yo como profesional y persona. Cerré bocas y abrí mentes, realmente llegaron a tenerme un gran respeto», dijo Pedro, en conversación con Milenio.

Policía Federal de México

Afirmó que estos compañeros, con quienes ha compartido en este reciente departamento policial, lo siguen tratando de comandante en muchas ocasiones, a pesar de que no ha alcanzado ese rango, todo debido al respeto que se ganó.

“Tienes que quitar esas cortinas que llevas al frente para poder decir: ‘¿Sabes qué? Yo no quiero que me vean por lo que soy o me gusta, sino por lo que ando trabajando que es lo que más importa, ser policía», comentó.

Policía Federal de México

Desde toda su vida ha debido lidiar con personas que les cuesta comprender su identidad sexual, empezando por su núcleo familiar, quienes pusieron las primeras barreras, al punto de separarse de sus padres a los 16 años. Sin embargo, nada de esto lo ha detenido en ser quien es hoy y en su camino a seguir creciendo.

“En la unidad (la patrulla) que me asignan yo trabajo solo, no me gusta traer a nadie más, me desespero de traer a personas que viajan con la mente muy cerrada y cuestionan que los mande yo. Ya después piden trabajar conmigo, porque saben que separo lo personal de lo laboral, y gracias a eso cambio la ideología estúpida que tiene la gente», dijo.

Policía Federal de México

Este valiente oficial, además, es popular dentro del mundo policial debido a las arriesgadas misiones en las que ha participado, incluyendo una en la que pudo perder la vida. Durante esa balacera, con mucha suerte, solo resultó herido en una rodilla.

“En ese momento se me vino la familia a la mente, es decir, mis padres y mi hermana. Tengo un rozón de bala en la rodilla derecha y cuando pasó todo, sentí la rodilla caliente, en el momento no lo sentí. Nunca desistiré, porque eso sería tener cobardía y no va conmigo”, afirmó.

Policía Federal de México

Este policía seguirá limpiando las calles de criminales y cambiando las mentes de personas con prejuicios.

Puede interesarte