Por Constanza Suárez
30 abril, 2019

Incluso Jeremie y su esposa se convirtieron en los padrinos del adorable Kingston.

Ha pasado casi un año desde que Nechole Crowell, una madre de Florida, se cruzó con el oficial Jeremie Nix. El encuentro ocurrió cuando la mujer buscaba desesperada ayuda, porque su pequeño hijo Kingston no respiraba.

Entonces Nix salvó la vida de bebé y desde ese día, las familias se volvieron inseparables. Crowell y su hijo conocieron a la esposa de Nix, Nikki, y todos se reunieron para celebrar la Navidad el año pasado y el primer cumpleaños de Kingston en enero.

Marion County Sheriff’s Office

A tanto ha llegado la conexión del grupo, que Crowell le pidió a Jeremie y Nikki que fueran los padrinos de Kingston.

Para Nix, todo es obra del destino. Las familias debían conocerse. “Creo que fue cosa de Dios”, dijo a WESH-TV. Luego agregó: “Creo que fue el lugar correcto, el momento adecuado y el puesto en esa posición por la razón correcta”.

Es que para ambas parte la relación ha sido beneficiosa. Crowell ahora ve la humanidad detrás del uniforme, y Nix sabe lo difícil de ser madre soltera, trabajar a tiempo completo y estudiar enfermería.

“Entonces, se abrió una puerta para tener conversaciones y crear nuevas relaciones y amigos que nunca habríamos tenido antes”, dijo Nix.

WLWT

Por su parte, Crowell dijo: “No tiene que estar relacionado con la sangre para ser familia y no tiene que ser solo tu familia para enseñar lecciones de vida”.

Nix está emocionado de ver lo que le espera al pequeño Kingston. “Dios tiene un gran plan para Kingston y tiene grandes cosas en la tienda para ese pequeño hombre que pudimos poner en el camino correcto ese día”, explicó.

Puede interesarte