Por Cristofer García
7 octubre, 2021

“Todas las mañanas beso la cabeza de mis hijos, inhalando largamente, sintiéndome eternamente agradecido”, dijo Amir TK. Gracias a la gestación subrogada él y su pareja tuvieron a sus dos niños.

En la actualidad los derechos de las personas con diversas identidades sexuales han ganado espacio. Sin embargo, no en todos lados se cuenta con estos derechos, por lo cual hay mucho lo que falta por hacer para que todas las personas estén en igualdad de condiciones.

Amir TK nunca creyó que su origen le permitiera tener hijos siendo homosexual. Sin embargo, luego de un largo camino puede abrazar a sus pequeños y estar junto a su pareja, Vince. Pero no fue fácil.

Unsplash (foto referencial)

“Como un hombre asiático gay que acepté mi sexualidad a finales de los años 80, bajo la sombra de la epidemia del sida y la Sección 28 (que prohibía la ‘promoción de la homosexualidad’ por parte de las autoridades locales), con la presión adicional de ajustarse a las normas de la comunidad asiática, norma de casarme, a menudo me encontraba en un estado de limbo”, dijo Amir en una publicación hecha en Metro.

“Fue una época en la que la homofobia abundaba en el Reino Unido y los asiáticos, bueno, simplemente no eran homosexuales. Entonces, la perspectiva de tener una familia con otro hombre ni siquiera era un destello en mi radar“, añadió.

Sus dos pequeños nacieron gracias un procedimiento de gestación subrogada, o sea, con un vientre de una tercera y recién cumplieron 6 años. Y está feliz de que finalmente su deseo se haya cumplido y no tener que aparentar una vida que no quería.

“A veces se me pasó por la cabeza que una opción fácil para tener y criar hijos sería casarse con una mujer. Pero nunca hubiera sido una vida fácil o verdadera“, expresó.

Unsplash (foto referencial)

Fue en 2009 cuando conoció a su actual pareja por una cita de internet. No lo sabía pero ese encuentro marcaría su vida y dejaría de ocultar su sexualidad, sin importar los comentarios de otros. “Él sintió lo mismo que yo, y alrededor de cinco años después comenzó nuestro viaje”, contó.

“Consideramos la adopción, sin embargo, la recepción del consejo fue fría, nuestra edad significaba que era poco probable que se nos considerara de inmediato para un bebé o un niño pequeño, y el proceso podría llevar años“, detalló.

De esa forma encontraron la subrogación y comenzaron a indagar para lograr tener su bebé por este método. Lugo de mucho investigar encontraron en una organización a Frankie, quien sería la madre sustituta de sus bebés. Fue en el tercer intento que lo consiguieron.

Amir TK

Frankie nos envió un mensaje de texto en nuestro grupo de WhatsApp diciendo: ‘Felicidades, van a ser papás’. Ella envió una imagen de la varilla de prueba, con dos líneas, una era apenas visible, sin embargo, era una prueba positiva. Recibir esta noticia fue un momento decisivo en nuestras vidas”, contó Amir.

“Nuestro primer hijo nació en julio de 2015 en Gloucester Royal Hospital. Mientras conducíamos hacia el hospital, se sintió surrealista, casi como si nos fuéramos de vacaciones, excepto que este viaje nos iba a cambiar para siempre“, añadió.

El primer bebé fue concebido por Amir mientras que el segundo, nacido en 2017, por Vince, ambos gracias al vientre de Frankie. “No podemos expresar nuestra gratitud a Frankie y todo lo que ha hecho por nuestra familia”, expresó.

Amir TK

“Todas las mañanas beso la cabeza de mis hijos, inhalando largamente, sintiéndome eternamente agradecido de tener una familia propia”, enfatizó.

Puede interesarte