Por Cristofer García
1 junio, 2020

En una zona rural al sur de Chile esta profesora planificó una clase semanal de Historia.

En medio de la pandemia de COVID-19, que aún no ha dado tregua en todo el mundo, muchos se las ingenian para mantener sus actividades, a pesar de tantas dificultades que se presentan en estos tiempos de crisis. Por eso, esta profesora es un ejemplo, dado a que nada ha logrado que deje de dar sus clases.

Mientras en todo el mundo la mayoría de las clases se han impartido en los últimos meses a través de internet, para cumplir con el distanciamiento social y evitar el contagio por coronavirus, en un área rural de la región de La Araucanía, al sur de Chile, que no cuenta con conexión a internet, esta docente de historia se las ha ingeniado para seguir dando clases.

Escuela Básica Lafquén Icalma

Teresa Venegas imparte esta materia en tres escuelas rurales en esta localidad, las cuales se encuentran en sectores aislados de Lonquimay. A ella se le ocurrió un peculiar método para que sus alumnos no vean interrumpido su aprendizaje y ahora la profesora da las clases a través de un programa de radio.

Según reseñó el diario El Austral, ella aprovechó una radio local para hacer un programa radial y así poder llegar hasta aquellos alumnos sin internet. Hasta ahora alrededor de 80 estudiantes escuchan el programa.

Escuela Básica Lafquén Icalma

“Acá no hay internet, así que pregunté y me dijeron que podía usar la radio escolar. En la semana antepasada, en el programa piloto, hablé sobre la historia de la radio, en el segundo capítulo, sobre las grandes enfermedades a lo largo de la historia y ahora esta semana quiero hacerlo sobre los volcanes”, comentó Venegas a este medio.

Se trata de un programa radial semanal que se transmite los martes a las 3:00 pm y en el cual, como ella comentó, aborda distintos temas para dar un amplio espectro de aprendizaje a los jóvenes.

Escuela Básica Lafquén Icalma

Ella entiende que esto, de las clases en línea, es temporal, por la actual emergencia sanitaria que atraviesa el mundo. No obstante, enfatizó que las aulas son irremplazables. “Las plataformas como Meet o Zoom no deben reemplazar las aulas”, dijo.

De hecho, estas zonas son tan aisladas que en oportunidades ni siquiera la señal de radio alcanza. Por eso, las aulas siempre serán la mejor opción para la educación. “En Icalma la señal de internet es mínima. Y en Cruzaco y Marimenuco, que están más lejos, a veces ni llega la señal de radio”, afirmó.

Escuela Básica Lafquén Icalma

Es un gran esfuerzo el que ella realiza solo para que sus alumnos puedan formarse. Ellos también están agradecidos.

Puede interesarte