Por Valentina Miranda
17 noviembre, 2021

No todos los alumnos tienen internet estable para estudiar en línea, por eso Selma Abreu los visita en su bicicleta donde lleva libros y su conocimiento.

La pandemia del coronavirus ha puesto a prueba a muchas personas en el ambiente personal, laboral y escolar por el confinamiento.

Trabajar y estudiar a distancia es la nueva realidad a la que la mayoría se ha adaptado, pero no todos han podido acceder a este formato. Muchos viven en zonas rurales donde el internet es muy limitado y han tenido que arreglárselas para cumplir con sus labores, sobre todo niños.

Afortunadamente existe gente considerada como profesores que demuestran que nacieron para enseñar, como Selma Abreu, de 35 años que lleva las clases a los alumnos que no pueden ir a clases en línea.

Imagen referencial: Pexels

Originaria de Tanhaçu, Salvador (Brasil), Selma también se vio afectada por la crisis sanitaria y tuvo que trabajar en un área diferente. “La pandemia trajo varios cambios. “Perdí mi trabajo y volví a la agricultura familiar, que es de donde vengo”, dijo la profesora a UOL.

Aunque pudo ver más allá de lo que ocurría en su propia vida, y se dio cuenta de que muchos niños no tenían acceso a la educación por no contar con una señal de internet estable, así que decidió recibirlos en su propia casa para que estudien. “Pensé: soy profesora y voy a donar mis conocimientos”, dijo la docente al mismo medio.

Una excelente idea, sin embargo para los alumnos que vivían lejos fue un problema. Es por eso que a Selma se le ocurrió ir en bicicleta a donde están ellos y hacerles clases con su “Biblioteca viajante”, como le llamó.

Selma Abreu

“Hay varios niños que viven lejos de mi casa. Yo, con mi bicicleta, una caja de cartón y algunos libros, comencé a visitarlos. Cuando el terreno es más complicado, voy a pie. Incluso viajo 15 km al día”, detalló Selma a UOL.

Su vocación como profesora es impresionante, para ella no hay ningún impedimento para enseñar. Con los estudiantes hace actividades de lectura y da tareas como la mayoría, hasta guía a los padres para que ayuden a sus hijos en tareas.

Selma Abreu

“Creo que podemos hacer que las oportunidades vayan a cualquier parte (…) Espero que mi proyecto anime a los demás. Podemos vivir en un mundo mejor si todos hacen su parte”, fue el mensaje con el que concluyó la profesora a UOL.

Un gesto tremendamente admirable.

Puede interesarte