Por Alejandro Basulto
18 febrero, 2021

Hizo del preescolar una verdadera aventura estelar, que le servirá a sus estudiantes para inspirarse y divertirse al mismo tiempo en el que aprenden. No permitirá que se aburran.

La joven profesora de preescolar en Malasia, Cikgu Farra, es una orgullosa docente de un jardín de infantes ubicado en la ciudad real de Kuala Kangsar, en Perak. Ya que demuestra su vocación y lo mucho que ama su profesión día a día, llegando a realizar impresionantes obras y trabajos para hacer de sus enseñanzas algo más apasionante para los niños que acuden a su aula. Y hace una semanas sorprendió a muchos al ponerse de acuerdo junto a otros maestros y apoderados para llevar a cabo una transformación total del kindergarten.

Cikgu Farra / Facebook

Y es que a esta maestra se le ocurrió convertir las antiguas salas de clases y las distintas dependencias del jardín infantil en una especie de nave espacial. Utilizando pintura y distintos materiales, lograron convertir el aula donde los niños pasan gran parte de sus días, en un divertido e inspirado ambiente futurista, donde pueden aprender al mismo tiempo que se apasionan por las ciencias y el universo.

Contando Cikgu Farra con la ayuda del artista Art Jib, a quien ella le solicitó que realizara diseños que tuvieran como tema el espacio, la ciencia, la robótica y las comunicaciones. Todo para que sus estudiantes disfruten y se apasionen en su aprendizaje.

Cikgu Farra / Facebook

“Cikgu Farra me dijo que imaginara lugares como el Centro Nacional de Ciencias, el Planetario Nacional e incluso parques temáticos como MAPS Perak y Universal Studios (…) Solo dibujé lo que los maravillosos padres y Cikgu Farra tenían en mente (…) Renovaron minuciosamente los viejos muebles y plomería de la escuela, recaudaron fondos para herramientas y muebles y embellecieron el resto del lugar con todos los toques finales (…) Me atrevería a decir que este es el primer jardín de infancia en Perak en pasar por un cambio de este tipo (…) Tabika Talang Hulu tiene la suerte de tener una maestra tan creativa y dedicada (…) Cikgu Farra ha trabajado muy duro para el jardín de infantes estos tres años, y todos estamos felices de verlo como es hoy”

– comentó Art Jib a Says

Cikgu Farra / Facebook

Para terminar todo este remodelamiento y transformación del jardín infantil, se necesitó que tanto maestros como apoderados trabajaran día y noche durante tres semanas sin parar.

Mientras Art Jib dibujaba los murales, los padres y profesores de los niños le seguían para luego pintar lo dibujado a mano. Un trabajo arduo y exigente, que tuvo un increíble resultado.

Cikgu Farra / Facebook

Entorno de aprendizaje escolar que solo se pudo llevar a cabo gracias a la mente creativa y a la vocación de la profesora de preescolar, Cikgu Farra, quien ideó todo y fue la que más se esforzó para poner en marcha esta transformación de su espacio de trabajo.

Debido a que no solo es el lugar donde ella se gana la vida, sino que también es donde sus queridos estudiantes aprenden lo básico para crecer y salir adelante de más grandes.

Puede interesarte