Por Constanza Suárez
10 noviembre, 2020

“Supe que estaba en el cuerpo equivocado desde el día en que supe que había una diferencia entre niños y niñas”, dijo Sasha Jones.

Sasha Jones estaba convencida de que no podría tener su propia familia. Sin embargo, el destino le comprobó que aquellos pensamientos solo eran parte de sus inseguridades. Cuando conoció a su esposa Laura, de 27 años, en un bar, su historia dio un giro. La pareja de Bangor, Gales, ya lleva 4 años casada y comparten un hijo, Toby, de cinco. Y la familia está lista para seguir creciendo: se preparan para el nacimiento de su segundo hijo.

“Durante mucho tiempo pensé que tener hijos nunca me sucedería, pero estar con Laura ha hecho posible una nueva vida y estamos ansiosos por completar nuestra familia”, contó Sasha a Daily Mail.

North News & Pictures Ltd

“Para concebir tuve que dejar de tomar hormonas, lo cual es difícil de aceptar después de tantos años de luchar por ellas, pero para traer otra vida al mundo vale la pena cualquier sacrificio”, agregó. 

La primera vez que Sasha se sintió incómoda con su género fue cuando tenía cinco años. “Supe que estaba en el cuerpo equivocado desde el día en que supe que había una diferencia entre niños y niñas”, comentó. 

North News & Pictures Ltd

A los 12 años, Sasha conoció la historia de la cantante  Kim Petras, la persona más joven en recibir una cirugía de cambio de género en ese momento. Aquella información la remeció y supo de inmediato que ella quería hacer lo mismo. Pero su familia no la apoyo. Cuando sus abuelos murieron, decidió que era momento de vivir su vida como mujer. 

Durante su transición, Sasha se apoyó en sus amigos ya que no contaba con el de su familia. Solo un par de semanas después de su decisión, Sasha conoció a Laura a través de amigos en común. Se sintió maravillada al saber que la aceptaba dede un principio.

North News & Pictures Ltd

La pareja se enamoró y supieron que querían formar una familia juntas. Para lograr concebir de forma natural, Sasha dejó de tomar pastillas de estrógeno y en 2015 la pareja tuvo su primer hijo. Un año después se casaron en una gran ceremonia.

North News & Pictures Ltd

Ahora, Sasha dice que se siente feliz en su piel y tiene seguidores leales en su página de Instagram que siguen y la acompañan en su viaje.  Después de meses de dificultades, sentirse sola y obstáculos, la joven de 26 años está feliz con lo que ha logrado. Además reconstruyó su relación con su familia. ¡Pura felicidad!

Puede interesarte