Por Daniela Morano
13 agosto, 2019

Son gestos como estos los que nos hacen tener fe en la humanidad.

La vejez no es fácil para nadie. Las personas mayores son el grupo etáreo que más abandonado e ignorado es en la sociedad, ni sus propios familiares se preocupan mucho de ellos. Se convierten en una carga, en personas que -según el mundo- ya vivieron su vida y por lo tanto deben arreglárselas solos. Sobreviven al día a día con amigos/as de su misma edad, y con la generosidad de otros que se encuentran en su misma, o similar, situación.

Es así para una mujer llamada Mercy, quien cumplió 100 años esta semana.

T&T Creative Media

A pesar de vivir sola, tiene varios amigos en el vecindario con los que comparte. Entre ellos están los recolectores de basura de su casa, quienes siempre le preguntan a Mercy cómo se encuentra.

Para el especial día, entre todos ellos tocaron la puerta de la mujer para darle una especial sorpresa.

T&T Creative Media
T&T Creative Media

Al abrirla, Mercy se encontró con el grupo de recolectores sosteniendo un pastel para celebrar sus 100 años, cantando y saludándola con entusiasmo. Incluso le dijeron que pidiera un deseo, bromeando que pidiera “vivir hasta los 105” mientras ella se sonrojaba y reía.

Una vez que sopló las velas todos aplaudieron a Mercy, quien no podría estar más conmovida con el tierno gesto.

En redes sociales también muchos se han emocionado con las imágenes, las que nos recuerdan que todos somos seres humanos, que necesitamos de la compañía de otros y de gestos, aunque pequeños, que nos impulsen a seguir adelante.

Puede interesarte