Por Andrea Araya Moya
15 diciembre, 2017

A su madre le habían recomendado que abortara.

Cuando los padres del pequeño Jaxon Buell fueron a realizar la ecografía para mirar cómo estaba su bebé, los médicos le dijeron a su madre que era mejor que abortara, pues el bebé tenía sólo parte de su cerebro y cráneo, y nacería con demasiadas complicaciones. Brittany, la madre, se negó y quiso tener a su hijo de igual manera a pesar de los negativos pronósticos.

Finalmente Jaxon nació con hidranencefalia, una condición en la que los hemisferios cerebrales están ausentes y son sustituidos por sacos con líquido cerebro espinal. Los pronósticos, eso sí, seguían siendo poco esperanzadores, pues los médicos dijeron que el bebé no sobreviviría ni una semana. Pero Jaxon les demostró todo lo contrario y ahora ya tiene más de dos años de vida.

Brandon Buell

Las cosas no fueron fáciles. Jaxon nación con sólo el 20% de su cerebro y gran parte de su cráneo no existía. Había nacido con la piel casi azul y el cordón umbilical enredado alrededor de su cuello. Pero él logró vencer todo contratiempo. Incluso hasta puede sonreír y decirle a sus padres que los ama.

“Hay días difíciles. Hay días desafiantes. Hay días que rompen nuestros corazones al mirarlo en un día difícil, pero lo que nos ha inspirado es verlo comunicarse con nosotros. los tres juntos hemos recorrido por muchas cosas, pero estamos aquí, juntos, disfrutando a nuestro hijo y creo que eso es lo más importante”

-Brandon Buell a Daily Mail

Brandon Buell

Sin embargo, aunque Jaxon ha vivido tranquilo por más de dos años, los médicos insisten en que no vivirá por mucho tiempo. Pero sus padres tienen la plena creencia de que podrán tener a su hijo por muchos años más.

“Le damos todo lo que podemos. Jugamos con él como un niño normal y, honestamente, no pienso en eso todos los días porque ya me he preparado mentalmente”

-Brittany, madre de Jaxon, a Daily Mail

Jaxon tiene a ocho médicos especialistas trabajando con él para mejorar su salud. Actualmente practica el tomar y agarrar cosas con sus manos, pero tiene que estirarse cada cierto tiempo porque su cerebro suele enviar señales para que sus músculos se contraigan.

Por otro lado, quien se queda a cargo del bebé es Brittany, su madre, pues así puede ayudarlo a progresar con las terapias y ejercitarlo constantemente, además de alimentarlo y darle los medicamentos necesarios para su desarrollo.

Brandon Buell

Finalmente, la famiñia Buell cree que la historia de su hijo es inspiradora y que empoderará a otros. Además, aseguran que están orgullosos de Jaxon y que seguirán dándole lo que merece y necesita.

Y a ti, ¿qué te parece su historia?

Puede interesarte