Por Constanza Suárez
15 septiembre, 2020

Pablo Aguilar ha pasado 12 años vendiendo yerba mate en las calles en su silla de ruedas, soportando frío, calor y cansancio. Gracias a la ayuda iniciada por un profesor, su vida dará un giro importante.

A raíz de una enfermedad, a Pablo Aguilar debieron amputarle las dos piernas. Sin embargo, su discapacidad no se convirtió en un obstáculo para el hombre de ahora 55 años para seguir con su vida y trabajo. Actualmente se dedica a vender yerba mate. 

Pablo recorre las calles de Concepción, Paraguay, ofreciendo sus productos, labor que ha realizado por 12 años. En silla de ruedas soporta días calurosos, lluvia, cualquier condición climática. Una situación muy complicada.

Facebook Crescencio Ruiz

Afortunadamente, los días difíciles terminaron para Pablo: recibió una silla de ruedas motorizada de regalo. Cuenta con techo además. 

El profesor Crescencio Ruiz supo sobre la historia de Pablo y quiso ayudarlo. Según contó a diario Extra, que con un grupo de amigos comenzó una campaña para recolectar dinero. 

Facebook Crescencio Ruiz

En un principio, el plan era comprar una silla de ruedas eléctrica, pero una idea mejor surgió en el camino: con la ayuda de Sergio Vázquez, un conocido herrero de la zona, lograron fabricar una silla de ruedas motorizada.

“Daba lástima verlo ahí con su silla de ruedas empujando todos los días , entonces a raíz de una publicación mía y el apoyo de los amigos, hicimos una campaña para intentar alegrar la vida de don Pablo”, señaló Crescencio.

Facebook Crescencio Ruiz

La iniciativa surgió gracias a una publicación en redes sociales que hizo Cresencio. “El hombre más trabajador del norte necesita una silla con motor, con sombra si es posible. La vez pasada lo vimos trasladándose, bajo un calor sofocante, hasta el Regimiento R.I 10 Sauce y al local de la EXPO para vender su yerba, es muy sacrificado, debemos ayudarle amigos. Dicen que Dios ama al hombre trabajador”, escribió en parte de su texto. 

“Seamos cumplidores de sueños con una persona que nos enseña a ganar el pan diario con el sudor de su frente a pesar de sus limitaciones físicas”, sentenció.

Facebook Crescencio Ruiz

¡Hermosa ayuda!

Puede interesarte