Por Felipe Costa
22 enero, 2021

Un motociclista que se encontraba haciendo delivery vio el momento en que dos delincuentes se dieron a la fuga. Ante la situación, se dio una vuelta en “U” y subió al policía a su motocicleta para comenzar a perseguirlos.

A veces la vida nos pone en situaciones que nos dan apenas un segundo para actuar, donde debemos pensar rápidamente poniendo a prueba nuestros instintos. De esta manera, quizás nadie más tuvo en la cabeza hacer lo que hizo este repartidor de comida de Jiutepec, México, cuando usó su propia motocicleta para ayudar a un policía a resguardar el orden en un momento crítico.

Twitter Qué Poca Madre

Lo más seguro es que, harto de la delincuencia, no se lo pensó dos veces cuando vio que, un agente de la policía, se veía en problemas persiguiendo a un par de delincuentes que se estaban dando a la fuga en motocicleta. El repartido que iba directo a dejar su pedido, hizo una pausa, dio un impresionante giro en “U” y subió al oficial a su vehículo para continuar la persecución.

El registro fue subido a las redes sociales, dejando impactados a los usuarios que encontraron en el repartidor un corazón valiente, poco visto en estos tiempos.

Twitter Qué Poca Madre

Lo que no se logra ver luego del clip, es como repartidor y policía persiguen a los sospechosos, quienes intentado escapar, terminan maniobrando mal y chochando contra la cajuela de un automóvil que estaba estacionado. Un momento tenso donde la vida del delivery estuvo en juego, pero su disposición permitió darle un giro a la historia.

Los hechos ocurridos el pasado 15 de enero ya están siendo reconocidos gracias a internet, donde aplauden la valentía del hombre preguntándole si acaso nunca ha pensado convertirse en policía, afirmando que de seguro se ganaría el puesto y haría de la ciudad más segura si siguiera con esa determinación.

Lo único que quedó en incierto, es un pequeño detalle y es que no se sabe qué pasó finalmente con el pedido que llevaba el repartidor. Esperemos que no haya tenido problemas y que le creyeran la pequeña y adrenalínica  aventura por la que tuvo que pasar.

Puede interesarte