Por Camilo Morales
22 junio, 2022

Desde que nació, Tato Fornazieri siempre supo que en realidad era un niño en el cuerpo de una niña. “Sentí que todo estaba mal en mi cuerpo. No es solo una cirugía (…) Es una sensación total de libertad”, dijo.

Con el pasar de las décadas numerosos gobiernos del mundo han intentado frenar la discriminación y promover la inclusión en temas de género y de diversidad sexual. Sin embargo, no siempre estas estrategias tienen un resultado favorable en la práctica.

Es por eso que la comunidad LGBTIQ+ se ha hecho más fuerte contra los estereotipos y el rechazo. Así, diariamente muchas personas y miembros de las diversidades viven su lucha de forma silenciosa.

Tato Fornazieri

Uno de estos casos es el de Tato Fornazieri, un hombre trans que a lo largo de su vida tuvo que encontrarse consigo mismo y con los prejuicios de la sociedad.

Según información de Razoes Para Acreditar, Tato nació con genitales femeninos pero siempre se sintió uno más de sus amigos. Aprendió a pedalear a los 4 años y desde ese momento se volvió en su pasión. Ahora trabaja como repartidor en las calles de São Paulo, Brasil.

Tato Fornazieri/Razoes Para Acreditar

Para él no había diferencia de género o sexualidad. Todo se trataba de amor. Tenía una mente muy abierta. Se trataba más del corazón de la persona“, dijo su padre.

Desde muy pequeño siempre se preguntó por qué no podía vivir como los demás chicos y hacer lo que hacían ellos. Entre sus intereses estaba jugar fútbol y andar en patineta, pero siempre era discriminado por tener un físico femenino.

Tato Fornazieri

Cuando pasó su adolescencia y se volvió un adulto Tato sabía que él era un hombre, así que comenzó a tomar fuerza la idea de someterse a una cirugía para reducir sus senos.

Sentí que todo estaba mal en mi cuerpo. No es solo una cirugía, sino que algo que sale de tí. Es una sensación total de libertad. Tengo derecho a vivirlo“, agregó Tato.

Tato Fornazieri

Ahora este joven se mantiene activo andando en bicicleta, una pasión que combina también con su trabajo, ya que ser repartidor consiste en su sustento principal para vivir. Además, el ciclismo es una actividad que lo conecta con su padre, quien siempre estuvo a su lado y lo apoyó en todos sus pasos.

Puede interesarte