Por Mariana Meza
28 mayo, 2021

Deacon (12) es de Michigan, EE.UU., y no dudó en ponerse frente a dos pitbull para que sus hermanos corrieran a su casa, recibiendo una fuerte mordida en su pierna izquierda.

Un valiente niño de 12 años en Estados Unidos se transformó en todo un héroe al interponerse entre sus hermanos y dos perros pitbull que los querían atacar. Sin dudarlo, se puso frente a los animales y uno de ellos lo mordió fuertemente en su pierna izquierda, pero por suerte no llegó a mayores. Para ayudar con los costos médicos, se inició una recaudación de fondos que ya supera los 38 mil dólares.

GoFundMed

El pasado lunes 17 de mayo, como cualquier día, Deacon (12) y sus hermanos salieron a jugar a la calle. Todo iba bien hasta que dos perros pitbull aparecieron de manera desafiante. Lo primero que pensó el pequeño joven fue en salvar a sus hermanos.

Según informó Detroit Free Press, Deacon, que cursa sexto grado, se interpuso entre los dos feroces perros y sus hermanos –de 9, 7 y 5 años– y les dijo que se fueran rápidamente a la casa. Lamentablemente, fue en ese momento cuando uno de los perros se lanzó contra él y lo mordió en su pierna izquierda, dejándolo muy herido.

“Ese es el tipo de niño que es”, djio Elisabeth Ashmore, madre de Dacon, a People. “Desde el primer día, hará cualquier cosa por sus hermanos. Los ama con fiereza”, agregó.

Captura / Detroit Free press

En palabras de su propia madre a Detroit Free Press, ese día Dacon “saltó frente a todos los demás niños y se aseguró de que pudieran correr a casa muy rápido antes de que los perros los atraparan”.

“Mi hermano y mis hermanas empezaron a gritar”, explicó Dacon en una entrevista con Free Press mientras está sentado en su cama. “Cuando me mordió la pierna, me caí. Me arrastraron un poco”.

Pero Dacon siempre intentó defenderse y, cuando uno de los pitbull lo quiso atacar por segunda vez, le gritó “perro malo”. “Retrocedió un poco y luego corrí adentro”, agregó al medio local.

Captura / Detroit Free press

Ashmore dijo que en ese minuto “solo vi sangre. Estaba en todas partes. Le quité el zapato y pude derramar sangre”. Inmediatamente sus padres lo llevaron al hospital y Dacon no dejaba de preguntar si sus hermanos estaban bien, contó su padre Peter.

Por el momento, Dacon, quien fue adoptado de Etiopía, continúa su recuperación en muletas, mientras que su madre afirma que “no cree que sea un héroe. Él piensa que cualquiera hubiera hecho eso”.

Por otro lado, el pastor de su iglesia inició una recaudación de fondos para ayudar a pagar las facturas médicas de Dacon y, desde que su historia se hizo conocida en la prensa, personas de todo el país han donado a través de la página de GoFundMe. Actualmente, la suma es de 38.625 dólares.

Puede interesarte