Por Constanza Suárez
11 noviembre, 2020

“Yo le digo a la gente que se arriesgue a ayudar sin importar a quién; les pido que se abran a los hermanos necesitados”, dijo José del Carmen Aquino García.

Durante las últimas semanas, lluvias torrenciales e inundaciones han azotado al estado de Tabasco en el sur de México. Hasta el 8 de noviembre, cinco personas habían perdido la vida producto de las inundaciones, según informó CNN.

La difícil situación ha afectado a varias familias, necesitando ayuda para sobrevivir. Una de las personas que se ha dedicado a apoyar a las víctimas es José del Carmen Aquino García, un sacerdote de 31 años. 

José del Carmen Aquino García

En material captado por los vecinos, se ha visto al sacerdote trasladando personas o muebles, llevando comida y agua potable a los damnificados.

Aquino García conversó con Desde la fe, donde contó que después que su ayuda se viralizó, la ayuda comenzó a crecer. Hoy no solo apoya a los habitantes de Casa Blanca, sino también a muchas otras personas afectadas en Tabasco.

José del Carmen Aquino García

“La gente comenzó a contactarme por las redes sociales, y fue así que empecé a apoyar no sólo a la gente de la colonia, sino también a la de los municipios de Ixtacomitán, Jalapa y Macuspana, que fueron afectados”, contó. 

“Acabo de recibir a un equipo de beisbolistas del municipio de Cárdenas, que trajeron despensas, colchonetas, cobertores, ropa y zapatos para repartir entre la población. Ellos mismos se organizaron y recabaron estos artículos. Esto lo llevaremos el fin de semana a Tapijulapa, en el municipio de Tacotalpa”, agregó. 

José del Carmen Aquino García

El sacerdote tiene un gran corazón, no solo porque ayuda a los demás en momentos de crisis, también porque se ha visto afectado y decide hacer algo por los demás. Actualmente vive en la parte alta de la Capilla de la Divina Providencia, que ha sufrido las consecuencias de la inundación. Afortunadamente un grupo de colaboradores lo apoyan. 

“Yo le digo a la gente que se arriesgue a ayudar sin importar a quién; les pido que se abran a los hermanos necesitados. Yo considero que si la gente acudiera personalmente a apoyar a los damnificados y experimentara la necesidad del otro, muchas cosas se resolvería de nuestra humanidad, y por ello los invito a que sigan colaborando”, señaló el sacerdote. 

José del Carmen Aquino García
José del Carmen Aquino García

“Si no quieren hacerlo con la Iglesia, hay muchas otras organizaciones y personas que hacen voluntariado a favor de los necesitados. En el momento en que se sumen a colaborar verán cómo el alma se va liberando poco a poco, la mente se va abriendo, y van sanando interiormente, pues se darán cuenta que no son los más golpeados, que hay gente más necesitada”, sentenció.

Puede interesarte