Por Valentina Miranda
16 noviembre, 2021

El Padre Julio Lancellotti es reconocido por sus obras de caridad en las que entrega comida, ropa, y artículos de aseo a los más necesitados.

La solidaridad es una virtud que muchas personas ponen en práctica cada día, sin ningún interés más que en ayudar al prójimo. Algunos guiados por la religión siguiendo el ejemplo de Jesucristo, de santos, otras creencias o incluso sin tener alguna. Lo importante es ayudar y darle todo a quien lo más necesita.

Una persona que se ha ganado el corazón de muchas personas es el Padre Julio Lancellotti, un sacerdote que hace obras de caridad por los más pobres en Sao Paulo (Brasil), y su especialidad es darle ropa interior y toallas higiénicas a todas las personas que lo necesiten.

Es alguien que no discrimina ya que también sirve a las personas trans sin pero alguno, porque los que pasan por situación de calle o son de escasos recursos también necesitan de estos artículos de aseo.

Crédito: Victor Angelo Caldini

“¡Respete la identidad de género en todo momento!”, es lo que dijo alguna vez en un post de su Instagram. Suele instalarse en mesas en las que hace entrega de comida, ropa, y toallas higiénicas junto a unos voluntarios. Estas son recaudadas a partir de donaciones.

Aunque cubrir todas las necesidades posibles es algo difícil, por eso se pide una ayuda extra por parte de más personas. A través de una página que se abrió en el portal brasileño SBN, se reciben donaciones para comprar 50 mil de estos artículos de aseo que serán destinadas a los más pobres de Sao Paulo.

Instagram: @padrejulio.lancellotti

La realidad en Brasil es que solo 1 de cada 4 mujeres puede acceder a estas toallas, y debido a la inflación económica del país subieron de precio. Muchas mujeres y hombres trans necesitados suelen recurrir a papeles de diario, calcetines, trapos viejos, y cualquier cosa que tengan a mano para reemplazarlas, lo cual causa un daño a la salud íntima, según SBN.

Esta oportunidad fue organizada por el Padre Julio Lancellotti junto al Instituto A Nossa Jornada, una organización sin fines de lucro que hace actos de caridad para personas como las de este caso.

Crédito: Victor Angelo Caldini

Una buena causa que busca ayudar a todos.

Puede interesarte