Por Cristofer García
24 febrero, 2021

“Es el cumplimiento de una misión que recibí de Dios de evangelizar también a los sordos, de comunicar la palabra, a través del lenguaje de señas”, expresó el padre Aluízio Ricardo Aleixo.

Cuando el amor es verdadero no habrá obstáculos suficientemente grandes que logren interponerse entre los enamorados. Por eso, aunque pareciera difícil, esta pareja con discapacidad auditiva pudo realizar su matrimonio como cualquier otro, pero en vez de las palabras del sacerdote, su unión fue consagrada en lenguaje de señas.

Se trata de Adrielly Monteiro y Adalberto Ferreira, una pareja sorda que protagonizó un tierno matrimonio en la ciudad de Lajedo, en Brasil, donde no faltó nada para poder jurar su amor hasta la muerte, aunque tuvieron que hacerlo a través de su forma de comunicarse.

Familia Ferreira Monteiro

Lo sorprendente fue que contaron con un sacerdote que sabía lenguaje de señas para que así pudiera oficializar la unión. Era algo que no esperaban pero por suerte tuvieron al padre Aluízio Ricardo Aleixo para esta ocasión.

“El primer sentimiento fue el de respeto, ya que el sacerdote usó Libras (lengua de signos brasileña) durante toda la ceremonia, asegurándose de que nosotros, como sujetos, pudiéramos tener acceso al sacramento del matrimonio en nuestro idioma . Nos emocionamos mucho”, dijo la novia, según reseñó Razones para Acreditar.

Familia Ferreira Monteiro

Mientras, para que el resto de los asistentes a la boda entendiera, el padre también hablaba en portugués. Esto pudo ocurrir luego de que el matrimonio fuera postergado por la pandemia de COVID-19.

“No esperaba que el sacerdote usara Libras. Fue muy emocionante“, comentó Ferreira, el novio. Fue algo que tomó por sorpresa a todos, porque no es común que un sacerdote esté capacitado de esta manera. De hecho, para la ceremonia habían llevado a sus propios intérpretes de señas, pero no hizo falta.

Familia Ferreira Monteiro

“Para mí el momento de celebración es extraordinario. El hecho de usar Libras es el cumplimiento de una misión, una misión que recibí de Dios de evangelizar también a los sordos, de comunicar la palabra, a través del lenguaje de señas“, expresó el padre Aluízio.

Este religioso lleva 14 años en la práctica del sacerdocio y de casualidad fue evangelizado por una persona sorda. De ahí nació su sentimiento de ser inclusivo con las personas con discapacidades.

Familia Ferreira Monteiro

“(Es) un acto que promueve una mayor reflexión para la sociedad, mostrando la importancia de aprender Libra, sin importar la función profesional que se ejerce. El gesto del religioso fue acogedor y muy respetuoso conmigo, mi esposo y los invitados sordos, sabiendo que usamos un idioma diferente al de la mayoría”, agregó la novia.

Puede interesarte