Por Diego Aspillaga
24 julio, 2020

Fabián Brown detuvo su auto en la mitad de la carretera para convencer al abuelito de que no saltara. Logró bajarlo, escuchó los problemas económicos que le provocó el coronavirus y le compró todo lo que necesitaba para que viviera tranquilo.

El coronavirus nos ha afectado a todos, pero son nuestros ancianos -sobre todo los con menos recursos- los que se han visto más golpeados por la crisis.

Getty

Presas favoritas de esta terrible enfermedad, abuelos y abuelas han tenido que encerrarse en sus casas para evitar el contagio fatal. Esto no les ha permitido recibir ayuda ni de familiares ni de los gobiernos y si a eso le sumamos que la mayoría ya no puede trabajar, la situación se vuelve muy complicada.

Ante el miedo de morir por la enfermedad o morir de hambre debido a la falta de recursos y ayuda, muchos ancianos no ven un final feliz de esta crisis sanitaria.

ABC News

Afortunadamente para ellos, todavía hay personas buenas en este mundo dispuestas a darles una mano y evitar un desenlace fatal.

Ejemplo perfecto de esto es el caso de Fabián Brown, un enfermero de Costa Rica que arriesgó su vida para ayudar a un abuelito de 70 años que estaba a punto de lanzarse de un puente debido a los problemas económicos provocados por la pandemia.

fabian.brown.923

«Veníamos de una cansada jornada de trabajo. Cuando pasábamos la famosa ‘platina vemos a un señor que se quiere tirar del puente. No nos chocaron porque Dios mandó ángeles, pero fue una parada de emergencia«, escribió Brown sobre su experiencia.

«Corrimos hasta donde el señor… Y habían 2 motociclistas intentando hablar con él y sujetarlo para que no lo hiciera. Fueron minutos de mucha tensión. Le dijimos que éramos sus amigos y queríamos ayudarle. Que por favor no lo hiciera… A como se pudo lo agarramos«, agregó el enfermero.
RekordMoot
«Él estaba muy asustado… Y lo que decía es que tenía muchos problemas económicos. Le dijimos que no se preocupara por eso ahorita. Que todo iba a estar bien», añadió.
Tal y como este anciano, hay miles de personas que han sufrido graves daños económicos por culpa de la pandemia de coronavirus y que sólo ven la muerte como una solución definitiva a sus problemas.

Para la suerte de este hombre, Fabián Brown estuvo ahí para convencerlo de no saltar y ayudarlo a ponerse de pie nuevamente. Y es que el joven no sólo le salvó la vida al anciano, sino que lo llevó a su casa, escuchó su historia y le compró víveres para ayudarlo a subsistir.

fabian.brown.923
«La policía levantó el acta correspondiente, ofrecimos llevarlo hasta la puerta de su casa. En el camino nos contó su historia… No tuvo hijos y sólo tiene a su pareja. Lo llevamos de compras y le dijimos que echara todo lo que necesitaba. Lo llevamos hasta su casa, oramos con ellos, les dijimos que eran muy importantes para Dios«, contó en su post de Facebook.
fabian.brown.923
«Dejamos nuestros números de teléfono y les dijimos que cualquier cosa que se les ofreciera por favor nos llamaran. Quedaron muy agradecidos. Son adultos mayores con patologías, con pobreza extrema, mucha falta de cariño y de Dios», concluyó.
Brown además dejó su contacto para que cualquier persona que quiera ayudar a estos ancianos se comunique con él para coordinar y lograr ir en auxilio de estos abuelitos.
En tiempos de crisis tenemos que ponernos en el lugar de los más afectados y hacer lo posible para ayudarlos y que no lleguen al punto de querer lanzarse de un puente porque nadie los ayudó.

Puede interesarte