Por Catalina Yob
10 noviembre, 2017

“Ver mi cambio de cuerpo a través de la pubertad era difícil; lo odiaba y sólo quería ser uno de los chicos. También sabía que me atraía a las chicas, pero debido a que mis padres eran muy religiosos me hicieron pensar que era un pecado, así que simplemente salía con chicos”, esgrimió Cody.

Cody Herman creció en una familia conservadora, en donde declararse homosexual significa un pecado que sería condenado el día del juicio final. Durante toda su vida, Herman fingió ser heterosexual y salió con chicos para no generar polémica al interior de su hogar. Hace siete años y con el propósito de complacer a sus padres, contrajo matrimonio con su novio, haciéndoles creer que el vínculo se prolongaría de forma permanente.

Tres años después, no soportó la mentira en la que estaba inmerso y decidió separarse. La radical transformación comenzó en el 2011, año en el que decidió volver a su ciudad natal en California a realizar un curso de cocina y a raíz del cual le prometió a su esposo que cuando éste terminara, ella volvería. Pasó el tiempo y eso nunca sucedió, lo que dio como resultado el término oficial del matrimonio y que nunca volviera Alemania, país en donde previamente habían decidido radicarse.

“Sabía que estaba equivocado al casarme, pero no sabía cómo decirle a todo el mundo la verdad. Aunque yo sabía que el matrimonio estaba destinado a ser para toda la vida, no consideraba el futuro ni la posibilidad de que hubiera hijos. No tenía ningún sentimiento romántico hacia mi novio”.

Cody Herman
Cody Herman

Además de no sentir absolutamente nada por su esposo, Cody aceptó su realidad y exteriorizó al mundo que era un hombre atrapado en el cuerpo de una mujer. Un año después de su separación, Cody le contó a su familia que era lesbiana y un año más tarde les confesó que comenzaría con el proceso para convertirse en un hombre.

“Mi madre lloró al principio, pero ahora está feliz por mí. También conocí a una gran comunidad de personas transgénero en línea y me di cuenta de que no estoy solo”.

Tras recibir el consentimiento de su familia, Cody consiguió inyecciones hormonales y en el año 2014 se sometió a una mastectomía para eliminar sus pechos y tener una apariencia masculina. 

Cody Herman
Cody Herman

Conseguir una apariencia masculina provocó que Herman tuviera un nuevo deseo. No sólo quería tener un cuerpo acorde a las características física de un hombre, sino que quería que éste fuera tonificado. Con el paso del tiempo, descubrió la pasión por el deporte y terminó convirtiéndose en un fisicoculturista. 

Actualmente Herman asiste de forma frecuente a concursos, en los cuales muestra su alucinante figura, la cual es aplaudida por muchos, especialmente por el hecho que ésta es el resultado de una ardua transformación de una mujer a un hombre. 

 

Cody Herman
Cody Herman
Cody Herman

“Ver mi cambio de cuerpo a través de la pubertad era difícil; lo odiaba y sólo quería ser uno de los chicos. También sabía que me atraía a las chicas, pero debido a que mis padres eran muy religiosos me hicieron pensar que era un pecado, así que simplemente salía con chicos”.

Puede interesarte