Por Macarena Faunes
13 septiembre, 2019

Mina fue rescatada por un refugio, pero la regresaron a su dueña porque está arrepentida. Asegura que la «ama».

Los animales merecen el mismo respeto que los humanos. No son un objeto de entretención ni nada por el estilo. Tienen derecho a ser amados y cuidados por personas que estén dispuestos a desvelarse por ellos. Lamentablemente, este no fue el caso. Un macabro hecho de maltrato contra estos seres ocurrió en Vietnam y no puedo tener más ira contra la sociedad.

Una mujer le cortó una pierna a su perrita sin piedad. Estaba furiosa con ella porque atacó a los pollos y patos de sus vecinos. Un acto que escapa de toda humanidad, lleno de odio y de maldad.

Noticias Caracol.

Los aullidos de Mina, de tres años, fueron escuchados por los vecinos del sector. Fue traslada al Hospital de Animales Saaki, en Saigón. Debido a la profundidad y brutalidad del corte, los médicos no pudieron salvarle completa su pierna, por lo que tuvieron que amputarle gran parte de su extremidad.

Pixabay.

Una vez recuperada de la intervención, Mina fue enviada hasta un refugio, lugar donde llegó su agresora pidiendo que la devuelvan a su vida. Asegura que la «ama», reveló Noticias Caracol.

Pixabay

Los rescatistas pidieron que el albergue no regresara a Mina con la mujer, por lo que se unieron a una petición para que esto no sucediera. Pero los esfuerzos fueron en vano. La perrita regresó con ella.

Pixabay

Dolor, indignación, rabia e impotencia son sólo alguno de los sentimientos que ha causado esta noticia en Vietnam. No puedo creer que pese a todo el sufrimiento que le generó al animal, haya vuelto con quien la torturó.

Pixabay

Un grupo de activistas están recogiendo firmas para que el Gobierno del país cree la ley Mina. Quieren que las autoridades les garanticen que estos indefensos seres no volverán a pasar por una tortura así y serán protegidos.

Pixabay

Nunca en mi vida había visto un acto tan cruel como este. Cortarle una pata a un perro sólo por un acto que se pudo haber prevenido por su dueño es algo macabro, lleno de odio e ira. Espero que esta mujer haya recapacitado de su brutal acto y no lo vuelva a hacer más.

 

Puede interesarte