Por Andrés Cortés
25 mayo, 2018

Después de ver este video, querrás llamar a tu madre.

Aunque vayamos al restaurant más caro del mundo que ofrece la mejor comida que podrás probar, ninguna es como la de mamá y eso no lo podemos negar. Cuando vives lejos de ella, el limitante de la distancia es importante, pues el recuerdo del alimento será lo único que tendrás hasta que la veas nuevamente.

Pero esta joven que amaba los perros se fue a trabajar al Ártico para cumplir su sueño y ejercer como conductora de trineos.

Ella está feliz, pero siempre hay una parte de ella que extraña mucho a su familia, en especial a su madre y su característica comida que no podía imitar.

YouTube Knorr

Cuando pasa 16 horas en el frío, anhelar tu casa en Inglaterra puede ser algo común, y más aún la comida de su madre. Carmen, que estaba a miles de kilómetros de su familia, sabía exactamente lo que necesitaba:

Un plato de comida caliente. Y un abrazo.

YouTube Knorr

Es increíble cómo una visita y un poco de comida pueden alivianar a cualquier corazón, incluso del crudo frío en donde se encontraba esta joven.

Esperemos que el tierno abrazo que le dio la madre a su hija, así como la deliciosa comida que le preparó, le hayan devuelto el aliento que tanto necesitaba.

Estas son las historias que nos llaman a agradecer y valorar cuando tenemos a nuestra familia cerca. Aprovecha de compartir el máximo tiempo posible con ellos.

Puede interesarte