Por Valentina Miranda
24 noviembre, 2021

A Folajimi Olubunmi-Adewole no le importó poner en riesgo su vida para ayudar a quien más necesitaba ayuda. “Estoy orgulloso de él, muy orgulloso”, dijo su padre Michael a The Sun.

En el mundo hay más personas bondadosas de las que se pueda creer. A pesar de que en los medios se vean muchos casos de maldad, existen aquellos que demuestran todo lo contrario, y lo mejor que puede tener el ser humano.

Hay un montón de gente que entrega todo de sí para ayudar a otra persona que necesite su ayuda, y una de ellas fue Folajimi Olubunmi-Adewole, un joven nigeriano que tenía 20 años cuando eligió hacer el bien y salvar la vida de alguien más sin importar el riesgo que eso le traería.

Todo esto ocurrió en la medianoche del 24 de abril de este año. El joven cruzaba el río Támesis (Inglaterra) tranquilamente hasta que escuchó a una mujer pidiendo ayuda. Observó el entorno y vio en el agua a una mujer que suplicaba ayuda porque no sabía nadar, y ante esto Folajimi bajó por las escaleras del puente para ayudarla a salir del agua. Se desvistió y saltó a nadar.

Jimi Olubunmi-Adewole / Malcolm World Foundation

Lo testigos se esforzaron en impedirle que lo hiciera, debido al riesgo, pero él no hizo caso. Tampoco el otro hombre que escuchó, llamado Joaquín García, quien también se lanzó a las aguas del Támesis para socorrer a la mujer, según Daily Mail.

Folajimi hizo todo lo que pudo para nadar los 40 metros y alcanzarla, pero a medida que avanzaba se le hacía más difícil. Después llegó la policía para tratar de rescatar a los tres que estaban en el agua, sacaron a García y a la mujer, pero lamentablemente no encontraron a Folajimi.

Cinco horas después buscaron al joven desde un helicóptero, lo encontraron en la orilla del río cuando ya era demasiado tarde y fue declarado muerto.

Nick Edwards

Un triste final para alguien que priorizó la vida de otra persona antes que la suya, además por alguien que no conocía. Un gesto de solidaridad tremendo que no se halla fácil. Folajimi formaba parte de la organización benéfica Malcolm’s World Foundation, y esta información complementa su bondadoso perfil.

Para sus padres, Michael y Olasunkanmi Adewole, fue devastador oír esta noticia, pero les llenó el corazón que su hijo haya hecho esto para salvar a otra persona. “Es un alma muy única y angelical, y estoy orgulloso de él, muy orgulloso”, dijo su papá a The Sun.

Archivo personal

La Policía de la Ciudad de Londres propuso para que sea reconocido con un premio de la Royal Humane Society por su “valentía y acciones desinteresadas”, según Daily Mail, incluso muchas personas se han sumando a una campaña en internet para pedir que pongan una placa conmemorativa en su nombre en Postman’s Park, un jardín público londinense.

Folajimi siempre será admirado y respetado por todos los que oigan su historia.

Puede interesarte