Por Daniela Morano
6 febrero, 2019

Los dos se conocieron un día en la estación de gasolina cuando Vaughn se sentía mal, y desde entonces son inseparables.

Quienes compartan con niños frecuentemente de seguro sabrán que criatura más inocente que ellos no existe. Su altruismo no se encuentra en personas adultas, quizás porque no tienen conocimiento de cómo es el mundo realmente y aún creen en el bien. Mucho podríamos aprender de ellos, quizás viviríamos en una sociedad mucho más tolerante.

Mandy Preston y su hijo Vaughn aman salir a andar en bicicleta. Un día, mientras paseaban, Vaughn comenzó a sentir mal así que se detuvieron en una gasolinera en Gillits, Sudáfrica. Allí se encontraron con un hombre llamado Tony quien notó que Vaughn no se sentía bien y se acercó a ayudarlo. “En una cosa de minutos lo tenía riéndose y sonriendo”, escribió su mamá en Facebook.

Facebook Mandy Moo Fish

Mandy explicó que este momento en particular fue muy emotivo para ella, porque pocas veces ve a desconocidos ser tan amables como Tony lo fue ese día con su hijo. “Con los años he intentado ser más como él y enseñarle a mi hijo a ser así también”.

Como Vaughn se llevó muy bien con Tony, iban a visitarlo frecuentemente a la estación de gasolina. Sin importar en qué estaba Tony, siempre se tomaba unos minutos para conversar con él sobre bicicletas y sus más recientes aventuras.

Un día Tony le dijo a los dos que si encontraban una bicicleta a buen precio le avisaran. Vaughn le prometió estar atento, pero tenía otro plan en mente.

Facebook Mandy Moo Fish

Comenzó a juntar dinero para él mismo comprarle una bicicleta a Tony. Una noche se acercó a su mamá, a quien le entregó muchas monedas que tenía planeadas utilizar para las vacaciones. “Me preguntó qué tanto quería ir de vacaciones y le pregunté por qué. Me dijo que prefería gastar su dinero en una bicicleta para Tony”.

Mandy y Vaughn llevaron el dinero a una tienda llamad Game, donde compraron una bicicleta que de inmediato llevaron donde Tony.

Facebook Mandy Moo Fish

“Nuestros hijos nos enorgullecen en tantas ocasiones que mi corazón está lleno al ver la expresión del hombre cuando recibió el regalo de un niño de 10 años”.

La estación de gas supo del bello gesto de Vaughn, por lo que le escribieron a Mandy que “su gesto y generosidad no se compara. En Caltex Gillits queremos agradecerles y para demostrarlo, nos gustaría hacer realidad las vacaciones soñadas de Vaughn”.

Facebook Mandy Moo Fish

Mary no puede creerlo, para ella los ángeles realmente existen.

Puede interesarte