Por Fernanda Peña
4 enero, 2017

El anillo le costó 4 mil dólares…

A este hombre sin hogar llamado Billy Ray Harris le ocurrió un verdadero milagro. Ray de 55 años, vivía sólo bajo un puente en la ciudad de Kansas y un día cualquiera pasó por su lado Sarah Darling, quien generosamente dejó caer algunas monedas en su tazón. Pero sin darse cuenta, Darling dejó caer su anillo de compromiso, con incrustación de diamantes; avaluado en 4.000 dólares.

Según Ray Harrys sólo hasta una hora después, se vino a enterar de la existencia de aquél costoso anillo.

Enseguida consideró venderlo y usar el dinero para mejorar su vida. Sin embargo -casi que por instinto- decidió conservarlo.

Como si se tratara de una predicción, Sarah regresó al lugar dos días después; atónita por la situación y rogando a Dios que Billy Ray todavía conservara el anillo. Para su sorpresa, el hombre seguía allí como todos los días. Él tomó amablemente el anillo de su bolsillo, y se lo devolvió. Pero ante tal gesto de bondad, Billy Ray jamás imaginó lo que Sarah haría después.

Se hicieron amigos, sin duda. Pero además Sarah y su esposo Bill decidieron ayudarlo e iniciaron una recaudación de fondos, contando la historia a través de internet. La generosidad no se hizo esperar y pronto lograron reunir casi 200 mil dólares para él.

Hoy su vida es diferente. Pasó de vivir bajo un puente, a tener una vivienda y hasta un auto nuevo. Además Sarah le ayudó a reunirse con su familia extraviada. Finalmente Ray agradece porque los duros días durmiendo bajo el puente se terminaron, y dice sentirse “humano de nuevo”.

La historia de Billy Ray nos enseña que los milagros se toman su tiempo y suceden de maneras muy extrañas. Pero ante todo, que la bondad siempre traerá más amigos que la riqueza.

¡Buena esa por Billy Ray!

Puede interesarte