Por Ghalia Naim
6 junio, 2017

Yo creo que se merece un aplauso por lo que hizo.

Vivimos en mundo donde son pocos los que escapan de ser discriminados pos su físico. Nos acostumbramos a criticar a los demás por su apariencia en vez de agradecer el regalo de un cuerpo sano, más allá de lo estético. Paris Harvey es una niña de 13 años de Estados Unidos que nació con una enfermedad metabólica y un problema en su cadera izquierda, y no luce como la sociedad lo requiere. Como es de esperarse, siempre a sufrido por ello, pero fue valiente y decidió liberarse del “qué dirán”.

Publicó esta fotografía en Twitter:

“Dios mío, enfrenté el mayor de mis miedos hoy y fui a la playa con traje de baño”.

La gente siempre se ha burlado de su aspecto, pero en vez de cambiar para darle el gusto al resto, optó por aceptarse en su propia carne:

“Se rieron mucho de mi y y luego de un tiempo uno comienza a creer lo que dice la gente. me volví muy insegura. Puedo comer lo mismo que la persona a mi lado, pero yo aumento de peso, no es que esté todo el día en casa comiendo y siento que no debería estar explicando eso todo el tiempo”.

La imagen de Paris se hizo viral rápidamente y recibió muchísimo apoyo, pero no faltaron quienes la trataron de manera despectiva.

Ella simplemente se aferró a la idea de que debemos amarnos como somos sin importar el tamaño o color de piel:

“Siento que debemos aceptarnos por lo que somos. No digo que yo sea un modelo a seguir, pero de verdad hay que enseñarle a la gente que la talla no importa, si naciste con ese cuerpo”.

Estas fueron algunas de las reacciones:

“Te ves hermosa, haz lo que quieras y siéntete orgullosa de quién eres”.

“Apoyar la obesidad es desagradable”.

“¿Quién está apoyando la obesidad? Estamos felices de ver a una chica disfrutando de si misma en la playa, especialmente cuando tenía miedo de hacerlo”.

“Dios, esto es muy desagradable”. 

“Eres hermosa, me haz inspirado mucho y comenzaré a usar los shorts que nunca me he puesto”.

Nadie se puso de acuerdo sobre el aspecto de Paris, pero creo que, finalmente, cada uno debe sentirse a gusto en su piel sin importar lo que otro piensen.

De todos modos, su publicación fue compartida casi 50 mil veces.

Pienso que cuidar nuestra salud es más importante que cualquier cosa y nadie debería juzgar al respecto, ¿qué dicen ustedes?

Puede interesarte