Por Pamela Silva
29 diciembre, 2017

Su abuela es otra mujer ahora. Logró un cambio sorprendente.

Siempre he dicho que ser madre es una decisión muy difícil de tomar y que no debe hacerse a la ligera: cuando traes a un niño al mundo, tienes que ser capaz de cuidarlo porque si no lo haces, ese niño o sufrirá o alguien más tendrá que hacerse cargo de él.

Eso fue justamente lo que le ocurrió a María del Carmen, una mujer mexicana de la tercera edad que tuvo que hacerse cargo de su nieta, Aphil. Aunque no se conocen las razones de por qué es María del Carmen la que tiene que hacerse cargo de la pequeña, lo que importa es que lo hace.

Hoy

Mientras Aphil iba creciendo, las cosas se volvieron cada vez más complicadas para María del Carmen y con el paso del tiempo comenzó a olvidarse de ella misma, dejó de ser su propia prioridad.

Para María del Carmen siempre fue más importante asegurarse que su nieta tuviera para comer y no pasara necesidades, que preocuparse de su apariencia.

Hoy

Y para empeorar las cosas, la mujer sufrió un accidente donde se rompió la tibia, el peroné, una parte del tobillo y perdió algunos dientes.

Así que Aphil decidió que era momento de que alguien se preocupara por su abuela, y decidió que esa persona tenía que ser ella. La pequeña se contactó con la televisión mexicana en la búsqueda de alguien que mimara a su abuela.

Hoy

Quería que se sintiera linda de nuevo, así que Alfonso Waithsman trabajó en deolverle un poco de esa belleza que María del Carmen había dejado escondida tras años de esfuerzo y sacrificio.

Este fue el maravilloso resultado, en el que ni ella misma se reconocía:

Este no es antes y después es NOW WOW

A post shared by waithsman (@waithsman) on

Puede interesarte