Por Catalina Yob
23 octubre, 2017

La impactante decisión de la madre de 42 años provocó que muchas otras sobrevivientes del cáncer de mama la tilden de «fuente de inspiración».

Su madre debió luchar contra el cáncer de mamas dos veces, por lo que Stephanie Kelly decidió agotar las posibilidades que le ocurriera lo mismo, por lo que se sometió a una serie de exámenes para verificar si ella también padecía de la mutación del gen BRCA1. Desafortunadamente y semanas después de haberse realizado las pruebas, la madre de 42 años descubrió que sus resultados eran positivos.

De forma preventiva y con el deseo de prolongar su vida de forma indeterminada, la madre se sometió a una mastectomía doble y removió las glándulas mamarias de su cuerpo, las cuales podrían haber desarrollado el temido cáncer. Inherentemente la mujer sufrió una serie transformación en su autoestima, debido a que los senos suelen ser una de las características más de las mujeres.

Hey hey good times- 40 shots in my head

A post shared by stephanie kelly (@stephanie_jane_kelly) on

Con la ayuda de la tatuadora Jamie Epsy, la madre decidió convertir la dolorosa experiencia en algo que la inspirara día tras día. En el lugar en donde se le realizó la operación, Kelly decidió tatuar una imagen de «Wonder Woman», la cual posee alas y alude a un ave fénix. 

 

Su decisión ha inspirado a otras mujeres que han incurrido en la batalla contra el cáncer y que han salido victoriosas tras haberse sometido a una doble mastectomía, operación que cada vez está siendo más realizada por quienes buscan agotar las posibilidades de padecer la enfermedad.

«Orgullosa de ti, chica».

«Luce increíble».

«Eres oficialmente una super heroína».

«Quedó increíble, como tú». 

Puede interesarte