Por Cristofer García
10 mayo, 2022

“Nunca he conocido a nadie tan decidido. En el trabajo siempre se dedicó al máximo, me decía que no bastaba con estar comprometido, había que estar ‘involucrado’. Su último deseo profesional era convertirse en supervisor de mantenimiento y por eso preparó los últimos años”, dijo Micheline sobre su esposo, Jailson Silva.

Nadie espera nunca despedir a un ser querido, todavía menos cuando es alguien muy cercano. Por ello, nunca se sabrá cómo actuar en esta situación, que puede ahogar  alas personas en una profunda tristeza. Hay que encontrar la forma de desahogar la tristeza.

Así se encontraba Micheline, una mujer de Joinville, Santa Catarina, Brasil, quien lamentablemente tuvo que lidiar recientemente con el fallecimiento de su esposo Jailson Silva, quien murió a la edad de 43 años el pasado 13 de marzo, luego de 5 meses luchando contra un delicada enfermedad.

Unsplash (foto referencial)

Por ello, la esposa quiso dejarle un último adiós a su amado, quien en vida fue supervisor de mantenimiento mecánico. A través de al red social empresarial, de reclutamiento y postulación de empleos, Linkedin, Micheline dejó un mensaje especial para Jailson y sus conocidos, para contar todo lo que atravesó para ser el profesional que fue el vida.

“Siento el deber de que termine este ciclo y no solo borre su página. Como esta red está dirigida al ámbito profesional, quiero relatar aquí un poco de su trayectoria que me inspira. El comienzo de vuestro camino no fue diferente de lo que imagino que fue para muchos de ustedes, lleno de incertidumbres. Trabajó con su padre como ayudante de albañil, trabajó en una pizzería y también probó el ramo químico”, relató.

“Pero descubrió su vocación y pasión cuando trabajaba en una alfarería. Fue allí donde descubrió el mantenimiento industrial, observando y conversando con colegas, decidió estudiar y profesionalizarse en esta área que le podría brindar un crecimiento profesional y, por supuesto, una mejor vida”, añadió.

Jailson Silva

En 2003 Jailson se graduó de su carrera y trabajó por 14 años en una misma empresa, donde consiguió toda su experiencia profesional. Luego de quedar unos meses desempleado en 2016, prometió seguir preparándose para conseguir un mejor trabajo.

“Nunca he conocido a nadie tan decidido. En el trabajo siempre se dedicó al máximo, me decía que no bastaba con estar comprometido, había que estar ‘involucrado’. Su último deseo profesional era convertirse en supervisor de mantenimiento y por eso está preparó los últimos años“, detalló.supervisor de mantenimiento.

Jailson Silva

Luego de mucho trabajar y estudiar, logró obtener el puesto que siempre deseó, antes de pasar a mejor vida. “¡El pudo! No fue fácil y no sucedió de la noche a la mañana. Para tu familia no eras solo un número, siempre serás un orgullo”, expresó la esposa.

Su familia no lo olvidará, pero en especial su esposa Micheline y su hija Missy.

Puede interesarte