Por Felipe Costa
23 febrero, 2021

Hayley Arceneaux se enfrentó al cáncer con tan solo 10 años. Actualmente como asistente médica en oncología trata a niños recordándoles que ella pasó por lo mismo, lo que les brinda esperanzas de poder vivir. Llevarla al espacio es un mensaje al mundo de que todo obstáculo se puede enfrentar, por más duro que sea.

Si hacemos un análisis de la histórica carrera espacial que hubo en los años 60, podemos darnos cuenta que desde que el humano llegó a la luna, pereciera que conquistar el espacio cercano se va convirtiendo en una realidad más sólida a medida que avanza el tiempo. SpaceX nos ha enseñado que la reinvención de la carrera espacial debe estar ahora centrada en la humanidad y hacer de las personas comunes y corrientes partícipes de los nuevos logros.

St. Jude Children’s Research Hospital

Con esta mentalidad, Elon Musk, CEO de SpaceX ha decidido llevar a civiles a un viaje al espacio y entre ellos se encuentra Hayley Arceneaux, una chica sobreviviente al cáncer que ha debido atravesar por duros momentos en su vida, pero aquella tenacidad adquirida la hace encajar perfecto como tripulante de un viaje histórico fuera del planeta.

Hayley fue tratada a un cáncer en los huesos a sus 10 años. Diecinueve años después, convertida en asistente médica en una unidad de oncología, lleva su historia al corazón de sus pacientes, brindándoles esperanzas como nadie.

St. Jude Children’s Research Hospital

“Honestamente, no estoy nada nerviosa. Creo que mi viaje contra el cáncer me preparó para esto. Esta misión está cambiando las cosas y llegar a ser una sobreviviente de cáncer en el espacio es un honor tan increíble que no puedo esperar para hablar con mis pacientes sobre esto y simplemente mostrarles que no pueden limitarse”.

–Hayley Arceneaux a Today

El Hospital de Investigación Infantil St. Jude, donde trabaja Hayley, se encuentra en una campaña de recaudación de fondos, aliándose con SpaceX, donde cualquiera de los donantes participa por ser el tercer tripulante de la misión. Esta iniciativa tiene el objetivo de que los padres puedan despreocuparse por los costos de terapia de sus hijos y al igual que Hayley, centrarse únicamente en el tratamiento.

St. Jude Children’s Research Hospital

Jared Isaacman, el multimillonario que pagó a Elon Musk para que lo enviara a él y otras 3 personas al espacio, escogió a la asistente médica porque su historia es un mensaje al mundo y a los niños de que tiempos difíciles son posibles de enfrentar, crecer y cumplir sueños.

Getty Images

Este histórico viaje al espacio tiene la particularidad de que ninguno de los tripulantes tendrá experiencia como astronauta, un desafío jamás antes pensado si no fuese por la tecnología desarrollada en SpaceX. El último invitado, deberá ser un empresario que tenga una visión que marque la diferencia, no necesariamente millonario y la postulación terminará este 28 de febrero.

Puede interesarte