Por Ronit Rosenberg
13 febrero, 2018

Ellas son mujeres tal como cualquier otra.

El cáncer de mama es una enfermedad que toca un punto muy débil de las mujeres. La sensualidad femenina siempre está asociada a los pechos y padecer esta enfermedad puede dejar grandes secuelas psicológicas en la intimidad.

Kena Betancur

A algunas mujeres, quienes tienen el cáncer más avanzado, se les debe extirpar parte de la mama o completas. Esto deja cicatrices profundas físicas pero también emocionales.

La marca de lencería Ano Ono Intimate quizo darle un vuelvo a la típica pasarela con invitadas muy especiales, para demostraran que la sensualidad puede tener muchas formas.

Arun Nevader

Valerosas mujeres supervivientes de un agresivo cáncer de mama  entre 20 a 50 años de edad desfilaron sin pudor en una de las pasarelas más importantes de la industria de la moda.

Este proyecto es liderado por la diseñadora y sobreviviente del mismo cáncer Dana Donofree, y tiene como objetivo reivindicar la sensualidad del cuerpo de una mujer que ha pasado por una enfermedad así, dejándole cicatrices de la operación.

Arun Nevader

“Estábamos nerviosas ante la posibilidad de poner a estas mujeres tan inspiradoras en una pasarela como es la de la NYFW, pero son mujeres como todas nosotras, como la que caminan por calle, están en el metro o entran en la cafetería de tu barrio”, dijo Donofree al portal web The Culture Trip.

Lo que pretende #CancerLand, como se llama el proyecto, es demostrar que las mujeres siguen siendo lindas sin importar qué les ocurra. Y más aún, hacerlas sentir orgullosas de sus cicatrices. Esta es segunda vez que se lleva a cabo, y al igual que el año pasado, tuvo mucho éxito y aceptación entre el público.

Andrew Kelly
Reuters

El desfile estuvo producido por la actriz Mira Sorvino y el look del show estuvo marcado por tatuajes en las zonas donde fueron operadas, maquillajes estrambóticos y accesorios de cadenas. 

Puede interesarte