Por Felipe Costa
30 marzo, 2021

El hombre –que quiso permanecer anónimo– comentó que recordó aquellos días de niñez jugando en los parques hasta el anochecer. Cree que hoy más que nunca los pequeños necesitan tener una distracción sana; no sabe si es suficiente, pero dice que es lo mejor que sabe hacer.

De seguro muchos de los que ya somos mayores de edad, recordaremos que antes de la masificación de internet, lo más común era pasar las tardes luego de la escuela jugando con los chicos o chicas del barrio en las plazas y parques. No solo era una medida de distracción, sino también una forma de ejercitar nuestra imaginación. Hoy, lamentablemente, la tecnología no parece ser un problema sino más bien la pandemia que mantiene encerrada la libertad de los niños, quienes cansados ya de las pantallas, desean poder jugar al aire libre.

Bajo Piura Noticias 2.0

Con esto en mente, un anónimo soldador en las calles de Talara, Perú, ha usado su tiempo en cuarentena para ir de parque en parque arreglando y mejorando los juegos infantiles, con tal que estén útiles para el fin de la pandemia.

Bajo Piura Noticias 2.0

No solo los repara estéticamente, sino que los deja con su sello de seguridad, arreglando las grietas y los excesos de metal que terminan al aire. Entendiendo que la poca mantención de estos lugares los termina dejando obsoletos, se puso en el lugar de los niños y niñas, quienes una vez que salgan al fin de sus casas y vean los juegos arreglados, no tendrán excusas para agotar sus energías de una manera sana.

El soldador, quien habló con el medio Bajo Piura Noticias 2.0, mientras realizaba las mejoras del parque, comentó que la pandemia le permitió recordar como era él de niño y lo feliz que lo ponía pasar las tardes o un fin de semana usando los columpios y el resbaladero. Sabe que la situación sanitaria actual puede ser muy dura anímicamente, por lo que su granito de arena, si al menos hace a un pequeño feliz, el esfuerzo habrá valido la pena.

Bajo Piura Noticias 2.0

Es lo que mejor sabe hacer en la vida y por ello, pone todos sus dotes en entregar felicidad. No necesita mayor reconocimiento y por eso gusta de permanecer anónimo, ya que ser famoso no es su objetivo.

Apoyo – Pixabay

Ojalá el mundo se llenara de personas así de generosas, más aún en estos tiempos difíciles, en que, pese a tener que guardar la distancia, el sentido de unión debería estar mas presente que nunca, y así, cuando todo esto acabe, estar orgullosos de lo que cada uno aportó para llegar a la solución.

Puede interesarte