Están intentando devolver, en parte, todo lo que aprendieron gracias a la vocación de sus maestros.

No todas las escuelas tienen recursos suficientes para que los niños puedan aprender y disfrutar como corresponde todos los años que deben estudiar. Sin embargo, a veces crean lazos tan lindos y fuertes en la vida de los alumnos, que una vez que egresan, muchos quieren regresar para ayudar en algo.

Al menos así ocurrió con estos tres soldados del Centro de Instrucción de Alta Montaña del Comando de la Vta Brigada, quienes estudiaron en el Hogar Escuela Carlos Guido Spano, una establecimiento muy precario ubicado en el alejado San Antonio de los Cobres, en Argentina y una vez que se volvieron miembros del ejército, quisieron regresar para ayudar a restaurarla.

Resulta que Osvaldo Córdoba, Bruno Mamani y Luis Torres son tres jóvenes que saben de las necesidades en la infancia y de la dureza de asistir a esa escuela en particular. Queda a más de 3.700 metros sobre el nivel del mar, donde suele haber un clima seco y frío, con vientos fuertes y condiciones climáticas muy duras, especialmente durante los meses de junio, julio y agosto.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Los jóvenes tienen claro que allí les dan educación, cobijo y alimentos a los niños de toda la región. Y conscientes de la labor que hacen, después de una década alejados de sus tierras, regresaron como soldados para ayudar aprovechando que el Batallón de Ingenieros de Montaña 5 se encontraba en la zona realizando algunos quehaceres.

Así que cuando tenían libre, dedicaron los fines de semanas para mejorar las condiciones donde los alumnos reciben clases diariamente.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Realizaron trabajos de pintura, electricidad, carpintería y aún continúan trabajando en los dormitorios de los más pequeños, arreglando camas, muebles, entre otras cosas, para el bienestar de los niños y así devolver, en parte, lo que recibieron: valores y dignidad de los docentes.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

¡Un aplauso para estos jóvenes que no han olvidado de dónde vienen!

Puede interesarte